PRESENTACIÓN VOLKSWAGEN PHAETON

PRESENTACIÓN VOLKSWAGEN PHAETON

Nota:
Todos los datos y detalles de equipamiento mencionados en esta información de prensa se refieren a la gama de modelos disponible en el mercado alemán. En otros mercados locales podrían existir diferencias. Los datos de consumo promedio han sido comprobados conforme a la norma 88/100/CE. Reservados todos los derechos de modificación y error.

VOLKSWAGEN Phaeton – El posicionamiento Concepto y mercado

  • Nueva tecnología y estrategia de servicio vanguardista en el segmento más alto del mercado

  • El Phaeton está orientado estrictamente hacia el confort, el dinamismo y la seguridad de conducción

  • La estrategia única de «Servicio Phaeton» garantiza constantemente la movilidad del cliente

    El Phaeton es la gran berlina de lujo que Volkswagen lanzará al mercado alemán el próximo día 31 de mayo de 2002. El modelo Phaeton V6 tiene un motor de seis cilindros, 3,2 litros de cilindrada y 177 kW / 241 CV de potencia máxima. El equipo de serie de esta versión incluye una caja de cambios manual de seis marchas. El Phaeton W12 presenta un motor de doce cilindros y 6,0 litros de cilindrada capaz de desarrollar una potencia máxima de 309 kW / 420 CV. Este magnífico propulsor va unido -de serie- con una caja de cambios automática de cinco marchas de tipo Tiptronic, que está disponible como opcional para el modelo Phaeton V6.

    El exigente nivel de equipamiento técnico revela la estricta orientación del concepto de confort, dinamismo y seguridad de conducción del vehículo. El sistema de suspensión neumática de serie, la tracción integral 4MOTION (Phaeton W12) y -también de serie- el sofisticado climatizador automático Climatronic de «cuatro esquinas» son equipos que sobresalen por su carácter vanguardista en el sector internacional de la automoción. El sistema climatizador de desarrollo totalmente nuevo permite ajustar la temperatura de forma independiente en las cuatro plazas exteriores del vehículo. Otro aspecto novedoso de este equipo se refiere a que esta generación del Climatronic proporciona un acondicionamiento óptimo, es decir, indirecto y sin ningún tipo de molestas corrientes de aire.

    La línea exterior de la nueva berlina de lujo es innovadora en todos los aspectos. Todas las formas y proporciones presentan trazados que hasta el presente no se habían visto en ningún modelo de automóvil. Las líneas armoniosas y deportivas conviven de forma muy homogénea con la fuerte personalidad dinámica del Phaeton. El espacio interior está dominado por una dinámica elegancia juvenil, que culmina con una flamante serenidad el carácter innovador y vanguardista de esta nueva gran berlina de lujo

    Con el nuevo Phaeton, Volkswagen introduce un inédito programa de garantías

    Volkswagen ha desarrollado obviamente un vehículo extraordinario, pero también ha creado de forma paralela nuevos conceptos de fabricación y servicio que en convivencia con el producto- completan la estrategia tripartita que Volkswagen llama la «trilogía Phaeton». Efectivamente, es única la fabricación de esta gran berlina de lujo en el marco de la nueva «Fábrica de Cristal» situada en Dresde. En esta localidad alemana, se ha puesto en marcha un sistema diferenciado para asegurar los mayores niveles de calidad y un novedoso concepto de servicio y atención prioritaria para todos los clientes que acuden a este lugar para recoger personalmente su vehículo, siendo la primera vez que pueden seguir y observar «in situ» el montaje de los coches.

    El término «Phaeton Service» implica la implantación de un concepto de servicio de postventa especial para los clientes del Phaeton. Se trata concretamente de una gama de prestaciones sin punto de referencia en todo el mundo, que empieza con un «tratamiento VIP» en la entrega del vehículo y termina con un amplio programa de garantías de movilidad durante todo el período de propiedad del automóvil (¡movilidad «de por vida» al cien por cien!). *

    * El período máximo legal permitido en España es de diez años de cobertura

    Todas las reparaciones son ejecutadas a través de una red de puntos de servicio especiales (en cada mercado local) y un centro de servicio técnico específico (Technisches Service Center TSC) que Volkswagen ha instalado en Wolfsburg. Cada vez que un Phaeton llega a un taller concesionado para recibir el servicio deseado o necesario, el técnico de servicio establece inmediatamente la comunicación con el centro de servicio técnico TSC. La idea de este concepto es proporcionar al vehículo un servicio óptimo y al conductor un tratamiento especial. De esta forma, el cliente dispone constantemente durante siete días a la semana y 24 horas al día- de todo el saber hacer concentrado en un núcleo de servicio técnico gestionado por personal experto del fabricante. Además, el concepto «Phaeton Service» incluye un tratamiento exclusivo, por ejemplo recogida y devolución del vehículo en el domicilio del cliente.

    En el segmento premium de las berlinas de lujo se venden cada año 230.000 unidades en todo el mundo

    Gracias también a este completo concepto de servicio, el Phaeton se inscribe en el segmento más alto del mercado, donde las cifras de matriculación dependen menos de los ciclos económicos y más de la renovación de las gamas de modelos. Las marcas alemanas registran desde hace años las tasas de crecimiento más elevadas. En este segmento, se venden anualmente en promedio cerca de 230.000 unidades en todo el mundo. La mayor parte de este volumen está destinada al mercado norteamericano, seguido por Europa Occidental y Japón.

    Se observa con una cierta constancia que la estructura demográfica de los conductores de las grandes berlinas de representación varía por lo que se refiere a la edad y los niveles de ingresos. Debido a su promoción profesional, un número cada día más elevado de ejecutivos jóvenes desea ascender de la clase de las berlinas medias a la de los lujosos coches de representación. Sin embargo, estos compradores no son los únicos clientes potenciales, con cuyas exigencias tienen que corresponderse las modernas berlinas de lujo. Por otro lado, también las personas mayores de 50 ó 60 años muestran actualmente una actitud mucho más abierta que en cualquier momento anterior.

    Volkswagen pone a disposición de todos estos clientes una berlina que ha sido desarrollada conforme a nuevas pautas de independencia e innovación y capaz de satisfacer los gustos de los clientes más refinados, también en cuanto al uso fácil y cómodo de todas las sofisticadas funciones del vehículo. Dotado con el más amplio programa de garantías de movilidad del mundo -el «Phaeton Service»- la gran berlina de lujo de Volkswagen está orientada hacia un grupo de clientes potenciales que solicita máxima perfección tanto del automóvil, como del servicio que éste reciba. Volkswagen cumple de modo perfecto con estos dos importantes requisitos.

    VOLKSWAGEN Phaeton – El espacio interior Diseño y dimensiones

  • Atmósfera elegante y funcional en un espacioso habitáculo

  • El ideal del nuevo diseño interior del Phaeton es el Phaeton

  • Magnífica habitabilidad con una cota de confort de más de dos metros

    El diseño dominante en el espacio interior se inspira obviamente en el característico concepto tecnológico y estético de la línea exterior del Phaeton. El empleo de materiales perfectamente elaborados y soluciones técnicas sofisticadas, así como el elegante diseño y las muy generosas dimensiones interiores crean una atmósfera de vanguardia y exclusividad que culmina con simpatía la fuerte personalidad inconfundible e independiente del Phaeton.

    En el espacio interior dominan visiblemente las líneas claras y directas, los elementos clásicos y modernos, un concepto de uso fácil de todas las funciones y el emplazamiento intuitivo y ergonómico de todos los mandos e instrumentos. Al viajar en la oscuridad, todos los elementos de control están iluminados de forma difusa a través de una luz de fondo cálida y muy agradable. Las manecillas de las puertas disponen igualmente de sistemas de iluminación indirecta. El punto central del puesto de conducción, geométricamente muy bien estructurado, consta de la consola central -con el módulo de información y entretenimiento «infotainment center»- unida con la consola del cambio.

    Con estos elementos de estética esencialmente técnica convive de forma armoniosa el reloj analógico -con un decorativo aro cromado en el contorno- situado en el centro del panel embellecedor horizontal del salpicadero realizado con madera noble. Todos los instrumentos, dotados con cristales antideslumbrantes, se encuentran situados idealmente enfrente del conductor debajo de la suave ondulación de la visera del cuadro, lo que impide tanto reflejos molestos como un calentamiento excesivo en esta parte según la posición del sol.

    En su nueva berlina de lujo, Volkswagen emplea únicamente materiales de suprema calidad y tacto muy agradable y perfecta elaboración final. En la parte superior del cuadro de instrumentos, se observa un conjunto básico elegantemente estructurado -disponible en diferentes tonalidades de color -, cuyo diseño evita molestos reflejos deslumbrantes

    Los materiales del interior satisfacen los deseos más exigentes

    También en el desarrollo de todos los componentes empleados en el espacio interior, Volkswagen aplica novedosos métodos de diseño y construcción. A través de la conformación de elementos más elegantes y aparentemente más voluminosos se ha creado una atmósfera totalmente nueva y, a la vez, perfectamente moderna. Se observan tanto un diseño equilibrado y armonioso en todas las partes del espacio interior como el empleo abundante de materiales de suprema calidad, cuyas superficies muy cuidadosamente elaboradas proporcionan, además, un tacto sumamente agradable. Como ejemplo de la meticulosa elaboración del espacio interior, mencionar el acabado de las columnas anteriores, centrales y posteriores que se integran perfectamente conformando una unidad homogénea con el techo interior. Todos los revestimientos interiores constan de refinados materiales y no se observa prácticamente transición alguna entre los diferentes elementos. Los revestimientos situados en la parte superior de las puertas constan -de serie- de materiales de muy alta calidad o -si el cliente así lo desea- de tejido Sensitive. Por debajo de las lunetas, en la zona de los paneles de puerta, los diseñadores han realizado un concepto modular de varias piezas que proporciona máxima flexibilidad con el fin de poder elaborar diferentes versiones de acabado. De esta forma, los detalles cromados y los diferentes tipos de madera pueden combinarse fácilmente con revestimientos totales o parciales de cuero auténtico, incluso de diferentes colores

    Otro ejemplo de la cuidadosa elaboración de hasta los más insignificantes detalles son las superficies grises en el contorno de las puertas: diferentes embellecedores y paneles perfectamente enrasados -sin puntos de unión visibles- dan una impresión de calidad impecable.

    Utilización óptima del espacio disponible

    El espacio interior del Phaeton proporciona una habitabilidad sin punto de comparación. La «cota de confort» (una forma de describir la espaciosidad de las plazas), la distancia de las banquetas traseras y el espacio disponible a la altura de los hombros de los ocupantes son datos referentes en esta categoría. De hecho, Volkswagen utiliza el espacio interior de una forma muy inteligente, como lo demuestra la cota de confort de 2.043 metros, que deja suponer una máxima espaciosidad en las cuatro o cinco plazas según el equipamiento que haya elegido el cliente para el Phaeton.

    La altura libre sobre la cabeza se eleva a 974 milímetros delante y 970 mm atrás. Las distancias de anchura a la altura de los codos delante y atrás son igualmente muy generosas -1.562 mm (delante) y 1.528 mm (atrás) -, lo que transmite a los ocupantes una muy agradable sensación de espacio en ambas partes del habitáculo. Lo mismo es válido para la distancia a la altura de los hombros en las plazas delanteras, cuya cota de 1.513 milímetros también es referente en esta categoría.

    Capacidad de maletero de 500 litros combinada con prácticos detalles

    El maletero del Phaeton tiene una capacidad de 500 litros, pero no destaca únicamente por su gran capacidad, sino igualmente por el empleo inteligente del espacio disponible. La amplitud de la abertura en la parte trasera de la carrocería facilita en gran medida las tareas de carga y descarga del vehículo. En los revestimientos enrasados en el interior del maletero no se observa saliente alguno. En relación a la capacidad de maletero, los folletos descriptivos de las grandes berlinas de lujo suelen mencionar expresamente el número de bolsas de golf que se pueden transportar en el tercer volumen de la carrocería. En el caso del Phaeton, el maletero revestido con lujoso material textil gris muy resistente permite alojar con comodidad hasta cuatro de éstas.

    El capó del maletero se sitúa a una altura de 697 milímetros y dispone de un robusto y decoroso embellecedor de acero inoxidable en la parte inferior del contorno de la abertura. También llama la atención otro elemento que protege las personas que cargan o descargan el maletero: al abrirlo, se despliega automáticamente un pequeño elemento de paño protector que cubre la parte superior del parachoques posterior. Este práctico detalle va alojado en un estuche independiente que se puede instalar sin ningún esfuerzo entre las anillas de amarre, donde puede permanecer hasta que el cliente decida lo contrario. Para desplegar el elemento de paño protector antes de iniciar una operación de carga o descarga del maletero, sólo se necesita tirar de una pequeña manilla. El protector textil se puede replegar después con sólo tirar de un pequeño cordoncillo.

    Los objetos de carga pueden transportarse con comodidad y seguridad, gracias a las antes mencionadas anillas de amarre y una red variable de sujeción. Ésta puede permanecer constantemente tensada sobre el suelo del maletero, por ejemplo, para impedir el deslizamiento de pequeños objetos, pero también puede desmontarse y utilizarse como práctica bolsa para realizar pequeñas compras, transportándola luego cómodamente colgada en un gancho retráctil situado en un lugar del maletero. En la zona del pasarruedas derecho, se ha incorporado un espacio adicional que permanece separado del maletero a través de una pequeña red. Ésta puede fijarse en una posición superior para proteger pequeños objetos durante los desplazamientos y otra inferior que se ajusta cuando se desean transportar objetos más voluminosos.

    Placa portamódulos con ocho unidades de control en el maletero

    El maletero de 500 litros de capacidad no está pensado únicamente para transportar equipaje, sino que también ha sido diseñado como «espacio técnico» que alberga un importante módulo electrónico: debajo de la bandeja posterior se encuentra una placa portamódulos, sobre la que pueden ir montadas hasta ocho unidades de control. Esta placa unida con la bandeja posterior es de material plástico de polipropileno reforzado con un cuarenta por ciento de fibra de vidrio, lo que proporciona máxima robustez y óptima insonorización en la zona de transición hacia los puntos de ventilación del espacio interior.

    Como otro interesante detalle de alta tecnología, mencionar que la tapa del maletero del Phaeton W12 dispone de serie -normalmente es opcional- de un servomecanismo que permite su apertura y cierre automático a través de un botón. En combinación con este equipamiento, las bisagras del capó posterior son de una robusta aleación ligera de aluminio, cuyo aspecto merece ya por si solo abrir la tapa trasera de la carrocería para verlas.

    VOLKSWAGEN Phaeton – El espacio interior Equipamiento interior

  • Equipamiento completo de serie, incluido el nuevo Climatronic de «4 zonas»

  • Detalles de confort desde el modelo Phaeton V6, por ejemplo regulación eléctrica de los asientos

  • Desde equipo de sonido hasta Climatronic de «4 zonas»: todo es parte del equipo de serie

    El Phaeton también se caracteriza por disponer de un equipamiento de confort excepcionalmente completo. Esta abundancia corrobora la estrategia de Volkswagen de crear una gran berlina de lujo que permita conducir en todo momento con máxima comodidad y confort. Esta idea no es nada difícil de reconocer desde el modelo básico Phaeton V6. Esta berlina de representación presenta la motorización de seis cilindros y está equipada -de serie- con el nuevo acondicionador automático Climatronic de «4 zonas» provisto de sensores de contaminación y humedad en el espacio interior, así como asientos delanteros de «posiciones» (ver capítulo sobre los temas de «climatización» y «sistema de asientos»).

    El Phaeton básico es normalmente una berlina de cinco plazas; pero cuando el cliente ha elegido la opción de dos plazas individuales para la parte trasera del habitáculo, los asientos disponen de una sistema de regulación eléctrica de «12 posiciones». En combinación con esta opción, el equipamiento incluye asientos delanteros con regulación de «12 posiciones», sistema de calefactado en todas las plazas y función de memoria (tres ajustes) en los asientos de conductor y acompañante.

    En la versión Phaeton V6 de cinco plazas, los asientos y los paneles laterales van revestidos con material textil elegante y de muy alta calidad (modelo «Pearl»). Las versiones Phaeton V6 de cuatro plazas están diferenciadas de la anterior a través de tapizados de piel (modelo «Vienna») y un reposabrazos central con regulación en altura situado respectivamente entre las plazas delanteras y traseras.

    Perfecta información y ocio concentrados en la consola central

    El Phaeton presenta numerosos detalles muy interesantes, por ejemplo la unidad «infotainment center» con pantalla a color de 7,,, indicador multifunción con display a color de 5,, integrado en el cuadro de instrumentos y un equipo de audio que incluye un amplificador analógico de ocho canales con una capacidad de 230 vatios, diez altavoces, cambiador de CD (6 unidades) situado en la guantera del vehículo, antena múltiple integrada en la luneta posterior (para radio, navegador GPS, TV y teléfono).

    Además de los detalles de equipamiento que son característicos de los vehículos de esta categoría, el interior del Phaeton V6 destaca por numerosos detalles adicionales de confort y alta tecnología. Entre éstos sobresalen los vistosos embellecedores de madera (salpicadero, parte superior de los paneles de puerta, contornos del «infotainment center» y la consola de cambio, ceniceros o -alternativamente- dos pequeños espacios portaobjetos), los reposabrazos centrales delante y atrás, el volante multifunción revestido de cuero (el armazón del volante consta de una pieza de magnesio inyectado a presión de construcción ligera), embellecedores de pedales de acero inoxidable, limpiaparabrisas aerodinámicamente optimizados -combinados con difusores calefactados, sistema de calefactado en la zona de reposo de los limpiaparabrisas y accionamiento eléctricamente controlado-, espejos retrovisores exteriores con sistema de ajuste y calefactado eléctrico, así como un sistema de regulación automática de la velocidad (GRA) de uso muy fácil y cómodo.

    El equipamiento básico está completado con un espejo retrovisor interior con regulación antideslumbrante automática, la columna de dirección regulable en altura y distancia, el sistema de iluminación en los espacios reposapiés, luces de lectura en todas las plazas, iluminación indirecta de fondo en los instrumentos y mandos y en todo el espacio interior, sensor de lluvia para control automático de los limpiaparabrisas y cierre centralizado con mando a distancia.

    Equipamientos adicionales en el modelo exclusivo Phaeton W12

    Sobre las versiones Phaeton V6, el modelo Phaeton W12 más alto de gama presenta un equipamiento de serie significativamente más completo. Éste incluye de serie, por ejemplo, tapizados de piel (modelo «Vienna») también en la versión de cinco plazas; además, se incluyen adicionalmente aplicaciones de madera noble en la parte superior de la consola central y los portavasos delante. El volante multifunción revestido con cuero y madera y el pomo de la palanca selectora del cambio lucen incrustaciones de madera. A todo ésto habría que añadir detalles muy interesantes como la alarma antirrobo con vigilancia por rayos infrarrojos en el espacio interior, espejo retrovisor interior con regulación antideslumbrante automática y función de memoria (inclusive espejos retrovisores exteriores con regulación antideslumbrante y abatido automático), reposacabezas eléctricamente regulables (también atrás en las versiones de cuatro plazas) y regulación de la columna de dirección con función de acceso fácil (el volante se retrae para facilitar el acceso al puesto de conducción) y función de memoria.

    Llama también mucho la atención en el Phaeton W12 la configuración muy confortable del sistema de asientos. Delante se observan asientos con ajuste eléctrico de «18 posiciones» con apoyos lumbares, función de memoria y sistema de calefactado. Las versiones de 4 plazas disponen adicionalmente de sistema de climatización y función de masaje en la espalda y sistema de calefactado en las plazas traseras.

    Las lista de equipos opcionales para el Phaeton puede satisfacer todas las peticiones

    El concepto de «personalización» en relación a la nueva berlina de lujo Phaeton se refiere a una gama de equipos que puede satisfacer todos los deseos de equipamiento más allá de los ya muy completos incluidos de serie. La gama de Volkswagen ofrece, por ejemplo, diferentes configuraciones de asientos (ver el capítulo sobre los «sistemas de asientos») con tapizados de cuero modelo «Vienna» y -como opcional- completos equipamientos de piel. En estos acabados se observan normalmente dos estilos diferentes. Según el primero -además de los asientos y algunas partes de los paneles de puerta-, también las partes superior e inferior del salpicadero y los completos paneles de puerta (exceptuando los mandos, la manecilla interior y los embellecedores de madera) están revestidos con lujoso cuero natural.

    Una serie más extensa de embellecedores de madera abarca elementos adicionales para la parte inferior de los revestimientos en las puertas y las columnas centrales, así como asideros de techo con incrustaciones de madera. Además, una gama de manufacturas especiales -también disponibles como opcionales- permite personalizar aún más el espacio interior a través de cinco diferentes elaboraciones de marquetería para los embellecedores de madera y los paneles de puerta, así como el cuadro de instrumentos y la consola central. En concreto, los clientes del Phaeton pueden elegir entre cuatro diferentes tipos de madera: eucalipto, mirto, castaño y raíz de nogal.

    Como sistema de comunicación y navegación, el cliente puede plantearse la instalación fija de un teléfono combinado con sistema de navegación, manual interactivo de uso del vehículo y módulo TV con función de videotexto. A través de la central de información y ocio (ver el capítulo sobre el «puesto de conducción» y el «infotainment center») se pueden recibir programas en formatos de 16:9 y 4:3.

    Sistema de audio de gama muy alta proporciona una atmósfera «semejante a una sala de conciertos»

    Por medio de la ya mencionada unidad de control del sistema de información y ocio o entretenimiento se pueden controlar todas las funciones del sistema de audio modelo «High-End 12/12». Esta instalación abarca un amplificador de 12 canales y 300 vatios de capacidad, al que están conectados 12 altavoces (por ello la denominación de «/12»). El sistema incluye igualmente un procesador digital de señales o sonido (DSP) -con ecualizador de seis bandas para cada canal- y hasta siete simulaciones de salas, efecto de sonido «surround», compresión dinámica y modulación de frecuencias. Seguro que este equipo de sonido eclipsará a las cadenas musicales que tenemos muchas personas en casa.

    Para que ni los rayos del sol ni los ruidos del mundo exterior puedan filtrarse hasta el espacio interior, el Phaeton dispone de lunetas de cristal laminado de seguridad tintadas de verde. De forma opcional o según el equipamiento básico del correspondiente modelo (de serie en V10 TDI y W12), los clientes también pueden solicitar cristales provistos de una lámina interpuesta que filtra la mayor parte de la radiación infrarroja para evitar un calentamiento excesivo en el interior, por ejemplo cuando el vehículo permanece estacionado al sol. Estos cristales se distinguen por la tonalidad más clara de la lámina termoabsorbente. Dos viseras quitasol impiden tanto el deslumbramiento frontal como el lateral (cuando están abatidas). En estos elementos se han integrado espejos de cortesía, con función de aumento en el lado del conductor.

    Elaboración perfecta hasta de las cortinillas enrollables

    Una de estas unidades dotada con mando eléctrico protege a los ocupantes contra las miradas indiscretas a través de la luneta térmica posterior. El diseño de las cortinillas enrrollables en las lunetas laterales de las puertas traseras (una unidad para la luneta y otra separada para el triángulo acristalado de la puerta) presentan un diseño sin competencia: la cortinilla más amplia con su correspondiente tirador elástico enrasa enrrollada con la superficie de la puerta y -cuando está extendida- traza perfectamente la misma curvatura que la puerta. Para localizar las soluciones técnicas que posibilitan esta decorosa elaboración, sería necesario fijarse un poco más detenidamente. La parte superior de la cortinilla está parcialmente cubierta por una moldura elástica alojada mediante sistemas de resorte, lo cual permite que la cortinilla desenrrollada se ajuste de forma perfecta a las formas que presentan el contorno inferior de la ventanilla y la luneta lateral. Aunque casi no se pueden apreciar, incluso los puntos de enganche de la cortinilla se encuentran al alcance fácil de las manos del ocupante.

    La cortinilla que cubre el triángulo de la ventanilla -tirando de ella hacia atrás- se encuentra alojada en la moldura vertical situada entre la luneta y el triángulo acristalado. Para estabilizar las cortinillas se emplea un nervio invisible, lo que pone nuevamente de manifiesto la muy cuidadosa elaboración hasta de los detalles que podrían parecer más insignificantes.

    El sistema de acceso sin llaves «keyless access» identifica al conductor y le abre las puertas

    El sistema de desbloqueo/ bloqueo y arranque sin llave concentra varias soluciones de alta tecnología. El conductor sólo necesita aproximarse a su vehículo -llevando la llave codificada de éste en un bolsillo- y tocar la manilla de la puerta donde se encuentra un sensor para que el sistema detecte una clave programada en la llave. A través de un campo inductivo, la unidad de control del sistema verifica si la clave que emite el transmisor de señales integrado en la llave es correcta y autoriza el uso del vehículo. Por otra parte, la llave recibe las correspondientes señales y transmite de vuelta otro código de identificación que -si es aceptado por la unidad de control del sistema- libera el desbloqueo automático de las puertas del Phaeton. El conductor no necesita ni tarjeta ni transmisor adicional de ninguna clase. Si después de recibir la señal de desbloqueo nadie decide abrir una puerta, el sistema bloquea nuevamente el cierre centralizado después de treinta segundos.

    El contacto de encendido está realizado en forma de un botón, pero para arrancar no se necesita hacer uso de la llave, que por ello puede permanecer a buen recaudo en el bolsillo del conductor. Por razones de seguridad, la operación de arranque se activa únicamente cuando el sistema comprueba que la llave de contacto se encuentra efectivamente en alguna parte del espacio interior del vehículo. Como medida adicional de seguridad, el conductor debe pisar el pedal de embrague o el de freno en el caso de una versión con cambio automático. El botón de arranque presenta dos puntos de contacto claramente diferenciados. El primero desbloquea el encendido, mientras que el segundo activa directamente el arranque del motor. De todas formas, si el conductor prefiere arrancar el motor a la clásica usanza, también puede insertar la llave de contacto para hacerlo. Al salir del Phaeton, basta con asir nuevamente la manecilla exterior en la puerta para que se activen automáticamente los procesos de cierre y bloqueo y conexión de la alarma del vehículo.

    El control automático de la distancia detecta por radar los vehículos que circulan por delante

    Además de bloquear automáticamente las puertas, el Phaeton también es capaz de guardar del mismo modo las distancias de seguridad a través del control automático de la distancia (ADR). Este inteligente sistema de seguridad capta diferentes tipos de informaciones ópticas y comunica al conductor tanto la distancia respecto a un vehículo que circula por delante como la actual velocidad de desplazamiento a través de un display multicolor de 5,, integrado en el cuadro de instrumentos.

    Otro equipo opcional no menos interesante se refiere al sistema de calefactado en el parabrisas, donde no se observan hilos calefactores integrados en el cristal, ya que Volkswagen emplea una finísima lámina recubierta al vapor de metal totalmente transparente y conductiva.

    VOLKSWAGEN Phaeton – El espacio interior Puesto de conducción e «infotainment center»

  • Lógica de uso «sin enigmas»

  • Menús de mando e información claramente estructurados descargan al conductor

  • Nueva unidad «infotainment center» domina la consola central muy bien estructurada

    El habitáculo de cada modelo de automóvil de la gama Volkswagen se desarrolla según principios previamente definidos en cuanto a fiabilidad y facilidad de uso y funcionamiento. Estas pautas también son válidas sin ninguna excepción para el Phaeton. A diferencia de los vehículos pertenecientes a otros segmentos y categorías de coches, se han incluido en la nueva berlina de lujo de Volkswagen una cantidad de funciones significativamente más alta que en otros automóviles de la misma categoría. Para ello, Volkswagen ha creado un nuevo diseño de instrumentos con pantalla multifunción, el «infotainment center» con monitor más amplio y unidades de mandos separados para algunos sistemas, por ejemplo el climatizador automático, el equipo de audio y la regulación manual de las suspensiones.

    Tres amplios instrumentos principales proporcionan informaciones analógicas y digitales

    Las funciones e informaciones básicas con respecto a la conducción del Phaeton continúan estando concentradas en tres instrumentos principales muy bien situados enfrente del conductor. Además de la velocidad, el régimen del motor, el indicador del nivel de depósito, los datos de temperatura y diferentes testigos de advertencia, Volkswagen ha integrado -entre el velocímetro y el cuentavueltas- un display multifuncional a color de 5,,. En este indicador aparecen las informaciones que proporcionan al conductor el sistema de navegación y las indicaciones del control automático de la distancia (ADR).

    En ese mismo lugar aparecen adicionalmente todas las informaciones sobre el estado del vehículo, por ejemplo avisos de advertencia, indicaciones de servicio y los muy útiles datos que calcula el ordenador de a bordo. Este instrumento contribuye igualmente a facilitar aún más el uso de las más relevantes funciones de confort, por ejemplo la visualización de llamadas de teléfono, la frecuencia de emisoras de radio o el título de un tema musical reproducido digitalmente a través del reproductor de CD. En la zona señalada, se encuentran también los mandos de luces diseñados y situados de forma intuitiva, así como las palancas de los intermitentes y limpiaparabrisas. Con el mando combinado en el volante se pueden controlar las múltiples funciones del indicador de información para el conductor, incluidos los números de teléfono que hayan sido memorizados previamente.

    «Infotainment center» con monitor a color de 7,,

    El módulo «infotainment center» está situado estratégicamente en la consola central y presenta una pantalla a color de 7,,en formato 16:9. De hecho, este indicador es verdaderamente polivalente y se activa de forma automática al abrir una puerta del Phaeton. La pantalla inicial consta del menú básico para controlar el climatizador automático. En el monitor aparecen ocho teclas grandes que pueden programarse libremente con diferentes funciones («soft keys») y otras seis teclas para diversas funciones básicas. A través de estas teclas y un mando central se pueden elegir y activar prácticamente todas las funciones disponibles, por ejemplo los ajustes del chasis, las funciones del equipo de audio, el módulo de TV, el sistema de navegación, el ordenador de a bordo, el climatizador automático Climatronic, el teléfono en el automóvil, los criterios de personalización y un manual de uso interactivo digitalizado.

    La integración lógicamente estructurada de diferentes sistemas evita que el puesto de conducción esté sobrecargado con indicadores, mandos u otros instrumentos. A través de muy pocas unidades funcionales se pueden controlar con facilidad y comodidad casi todas las funciones del vehículo conforme a una estrategia de uso cómodo y muy fácil de asimilar intuitivamente. Esta idea de transparencia es un rasgo característico de todos los detalles del sistema: diferentes colores e íconos informan al conductor acerca de los más relevantes estados y modos de funcionamiento del vehículo. Otros símbolos situados a un lado de las teclas simbolizadas indican (por ejemplo a través de flechas de submenús) en una pantalla a color qué función se activará al pulsar una tecla u otra. Como complemento para mayor facilidad de uso, mencionar que también aparecen breves mensajes textuales para facilitar la navegación a través de los diferentes menús matricialmente estructurados. Una tecla especial disponible permanentemente en todos los menús facilita la orientación al navegar en pantalla.

    Unidades de mandos independientes para controlar el equipo de audio y el Climatronic

    Con la misma idea de no sobrecargar el sistema con un gran número de teclas programables y funciones de uso, el Phaeton presenta adicionalmente dos paneles de mandos independientes, donde están concentradas algunas ya conocidas funcionalidades de uso más frecuente. El primero de estos paneles, que permite controlar el climatizador automático, está situado por encima del monitor a color. A través de varias teclas se pueden ajustar las diferentes funciones básicas del Climatronic «cuatro zonas» (por ejemplo la temperatura, la recirculación del aire, el desempañamiento de los cristales y el sistema de calefactado de la luneta posterior). En un punto central de la misma zona, está situado también el mando para los intermitentes de emergencia. Los ocupantes de las plazas traseras disponen adicionalmente de mandos separados para regular a su gusto -de forma independiente para cada lado del habitáculo- la temperatura y el flujo del aire acondicionado. De todas formas, el conductor que no viaja acompañado puede elegir desde el puesto de conducción el grado de climatización que él considere más oportuno para todo el espacio interior.

    A través del segundo panel de mandos se pueden controlar las funciones básicas del equipo de audio, incluidos el lector de CD y el módulo de TV. A semejanza de los sistemas convencionales, se observa un mando giratorio para ajustar el volumen y un poco más a la derecha- un mando de dial para seleccionar las emisoras de radio. En torno al regulador de volumen están agrupadas las teclas para elegir entre los modos de funcionamiento FM/AM, CD, TV y TP (programa de tráfico). Si se ha activado esta última modalidad, el sistema recibe constantemente informaciones de tráfico, aunque no se esté sintonizando en ese momento una emisora que ofrezca este tipo de servicio. Para ello, el equipo dispone de un segundo módulo receptor que se encarga con carácter exclusivo de captar los partes de tráfico, haciéndolo de forma totalmente automática.

    Los ajustes de precisión se realizan a través de menús claramente estructurados

    Como complemento, los ya mencionados paneles de teclas independientes están combinados con varias teclas programables en pantalla y los correspondientes menús subordinados, lo que permite elegir entre muy diferentes efectos de sonido, por ejemplo «studio», «surround» o un ajuste que imita, incluso, la acústica de una «sala de conciertos», así como otros modos de funcionamiento. Para el Climatronic se dispone igualmente de diferentes modalidades de ajuste -además de las funciones básicas- que se pueden regular a través de la unidad «infotainment center». Esta separación de las funciones básicas (paneles de teclas) y los ajustes de precisión («infotainment center») facilita en gran medida la navegación por medio de menús muy bien estructurados. De hecho, ni el conductor ni el acompañante necesitan esforzarse al utilizar los menús de uso fácil que permiten controlar las funciones más relevantes del Phaeton.

    También el sistema de regulación de las suspensiones dispone de un conjunto de mandos separados: en una franja horizontal situada en la consola central -a la altura de la palanca selectora del cambio- se encuentran los pulsadores que permiten ajustar manualmente la regulación de las suspensiones -esto ocurre normalmente de forma continuamente variable y automática- y ajustar la altura de la carrocería. En este lugar, se encuentra también un mando para desconectar el control de estabilidad ESP.

    El concepto de orientación confortable del Phaeton se corresponde de forma perfecta con el sistema de configuración de las llaves de apertura de puertas y arranque del motor, incluida la posibilidad de personalizar como máximo tres llaves diferentes. Cuando un conductor utiliza su llave personalizada para desbloquear las puertas del vehículo, esta operación activa automáticamente todos los ajustes previamente programados mediante la llave, por ejemplo los del Climatronic y el equipo de audio.

    VOLKSWAGEN Phaeton – El espacio interior Climatización

  • Climatronic de «cuatro zonas» con acondicionamiento independiente en las esquinas del espacio interior

  • Nuevo climatizador automático permite ajustar de forma independiente la temperatura en las plazas posteriores

  • Solución inédita: rejillas de ventilación automáticas y control de la humedad en el habitáculo

    En el apartado referido a los temas de confort sobresale de manera especial el nuevo climatizador automático Climatronic de «cuatro zonas». Respecto a los sistemas convencionales, este sofisticado equipo acondicionador presenta básicamente tres ventajas. Por una parte, al igual que el conductor y el acompañante, también las personas que ocupan las plazas exteriores en la parte trasera del Phaeton disponen de una posibilidad para ajustar independientemente la temperatura de climatización deseada en cada lado de esta parte del habitáculo. En esta posibilidad de ajustar una temperatura diferente en las «cuatro esquinas» del espacio interior se inspira la denominación del sistema: Climatronic de » cuatro zonas». El aire acondicionado proporciona la climatización deseada sin provocar molestas corrientes de aire en los espacios que rodean las cuatro plazas exteriores. Esto ocurre de forma indirecta a través de rejillas que abren y cierran automáticamente, lo que representa una absoluta primicia en el sector automovilístico internacional. Además, se ha incluído una función de control y regulación de la humedad en el aire dentro del espacio interior, que detecta y previene con suma efectividad el empañamiento interior de los cristales. Asimismo, este control ajusta el grado de humedad, de manera que los ocupantes experimenten constantemente el máximo confort y se desplacen en todo momento en una atmósfera óptimamente confortable y relajada.

    El concepto tecnológico y el modo de funcionamiento del nuevo Climatronic -combinado con una función automática de recirculación del aire- están realizados de la manera siguiente. El aire exterior aspirado es canalizado a través de dos voluminosos filtros de partículas con carbón activado unidos con el capó. Un sistema de ventilador encapsulado y subdividido en dos flujos se ocupa de distribuir el caudal principal de aire depurado. Posteriormente, 25 electromotores integrados en el sistema climatizador accionan las correspondientes compuertas que reparten idealmente el aire según los ajustes realizados por parte de los ocupantes.

    El empleo de espaciosas secciones de paso en el sistema de conducción permite canalizar el aire climatizado a muy poca velocidad hacia los lugares donde se encuentran los pasajeros, lo que evita que éstos perciban molestas sensaciones de turbulencia o corriente de aire. Un aspecto muy interesante al respecto se refiere al modo de funcionamiento de ventilación indirecta que -en dependencia de las condiciones externas- ajusta constantemente la temperatura interior óptima en conjunto con las rejillas de ventilación situadas en el salpicadero o sin éstas. En este último caso, las rejillas de ventilación interior permanecen tapadas por elegantes embellecedores de madera noble.

    La ventilación directa continúa activa durante el tiempo justo, ya que al alcanzarse una cierta temperatura y cumpliéndose las adecuadas condiciones externas, el aire es canalizado de manera indirecta hacia las plazas de conductor y acompañante. El Climatronic conecta automáticamente el modo de funcionamiento indirecto. Para ello, acciona los mecanismos que mueven los embellecedores que tapan las rejillas de ventilación directa. En estas condiciones, la circulación de aire que se percibe en el espacio interior es efectivamente indirecta y apenas sensible, ya que el aire acondicionado sale únicamente a través de las rejillas de ventilación situadas en la parte superior del tablero de instrumentos. Como alternativa, señalar que los ocupantes disponen en todo momento de una posibilidad para elegir manualmente entre los modos de funcionamiento de climatización directa o indirecta.

    Dos zonas de climatización independiente en la parte trasera interior

    Los especialistas de sistemas climatizadores de Volkswagen han ejecutado un trabajo muy meticuloso para obtener el óptimo acondicionamiento también en la parte posterior del espacio interior. Para ello, han instalado sistemas de ajuste independiente de la temperatura en las dos plazas exteriores. El nivel de climatización en cada una de esas zonas está controlado a través de sensores termómetro instalados directamente en las rejillas de ventilación. Respecto a los convencionales sistemas climatizadores, el Climatronic del Phaeton sobresale por el empleo de dos módulos multifunción que se encargan de distribuir el aire de forma óptima. Estas unidades situadas respectivamente en cada lado del habitáculo canalizan el aire acondicionado hacia los espacios reposapiés, las rejillas de ventilación situadas en las columnas centrales y las aberturas de descongelación/desempañamiento ubicadas también en esos lugares. Si fuera necesario, la temperatura del aire puede aumentarse de forma prácticamente instantánea a través de calefactores independientes.

    En el equipo climatizador, se observa el empleo de un cambiador de calor fabricado totalmente de aluminio, que está subdividido en dos cuerpos como función de los dos laterales del espacio interior. Aparte de unos impactantes registros de capacidad, el diseño técnico de este sistema sorprende por su insólita ligereza. En efecto, se trata de una unidad con 26 conductos planos y paneles de estructura aleteada (espacios de 1,8 mm). El rendimiento termodinámico de esta unidad es de 8,25 kW a razón de 1.000 litros de agua y 300 metros cúbicos de aire por hora.

    El caudal de agua está controlado a través de dos válvulas de temporización insonorizadas. En conjunto con una bomba eléctrica adicional, estas unidades conforman una compacta unidad. La idea de este diseño es que la segunda bomba de agua ayude a mantener constantemente un caudal de líquido estable cuando el motor está girando a poco régimen, de manera que los ocupantes nunca perciban molestas fluctuaciones de temperatura. Cuando no están excitadas, las válvulas temporizadas cerradas aseguran al mismo tiempo la continuidad de la circulación interna del fluido a través de los cambiadores de calor y, por tanto, una distibución máximamente homogénea de la temperatura en el espacio interior. Un efecto secundario muy positivo del diseño de este sistema es que se mantiene constantemente la temperatura de climatización deseada, ya que el ventilador sigue funcionando cuando no está en marcha el motor del coche. En las versiones TDI, se utiliza un calentador adicional automático para mantener la deseada temperatura de climatización cuando se ha parado el motor.

    Nuevo compresor que optimiza el comportamiento de consumo contenido

    El circuito de climatización estrena igualmente un concepto innovador. Esta afirmación es particularmente válida para el compresor climatizador que carece de embrague, aunque dispone de regulación externa. El acondicionamiento del aire climatizado se regula de manera que no sea necesario calentarlo posteriormente, por ejemplo si los ocupantes desean ajustar una temperatura más templada. Por esta razón, disminuyen tanto el consumo de potencia como el esfuerzo que tiene que desempeñar el motor al accionar el compresor que acondiciona el aire, lo que ayuda a optimizar aún más el comportamiento de consumo de combustible.

    Otro detalle del nuevo Climatronic de «cuatro zonas» que también llama la atención es el hecho de que los cristales no pueden empañarse o, incluso, cubrirse de escarcha si la climatología exterior es todavía más fría. Para impedir o eliminar la posibilidad de que se depositen estos tipos de humedad sobre la superficie interior de los cristales, lo que hacen los convencionales climatizadores automáticos es canalizar aire más templado hacia los cristales -en primer lugar hacia el parabrisas- a través de las rejillas de ventilación. Muy frecuentemente se observa, sin embargo, que estos sistemas provocan un desequilibrado aumento de la temperatura en la zona de la cabeza de los ocupantes.

    Por esta razón, Volkswagen ha elegido una solución diferente para su gran berlina de lujo Phaeton. Las lunetas de un vehículo se suelen empañar cuando la temperatura del cristal disminuye hasta por debajo de una temperatura de referencia que se denomina «punto de rocío». El valor de esta temperatura varía constantemente y depende esencialmente del grado de humedad que contenga el aire en el espacio interior del vehículo. La cantidad de humedad y el tiempo que ésta permanezca suspendida en el aire dependen, por otra parte, de la temperatura ambiente. En concreto, el concepto de «punto de rocío» se refiere al valor numérico de una temperatura, por debajo de la cual se condensa la humedad suspendida en el aire, forma vapor de agua y regresa finalmente al estado líquido. Este fenómeno se observa con una cierta frecuencia en forma de condensación que se deposita sobre una superficie cuando ésta tiene menos temperatura que el ambiente que la rodea, lo que podría ocurrir perfectamente con el panel de cristal en la ventanilla de un coche. Con el sistema Climatronic de «cuatro zonas», Volkswagen ha resuelto de forma inteligente estos problemas, y lo ha hecho de la manera siguiente.

    En primer lugar, se observa que el sistema del Phaeton ajusta una temperatura intermedia situada justamente entre el teórico «punto de rocío» y la temperatura real del cristal, por lo cual no es necesario que el aire lleve una temperatura más elevada que la que se corresponde con el óptimo ajuste que proporciona el equipo en ese momento. Esta forma de regular la temperatura evita la acumulación de calor en torno a la cabeza de los ocupantes.

    En segundo lugar, un sensor integrado en la carcasa del espejo retrovisor interior controla constantemente el grado de humedad del aire en el habitáculo. A través de una operación comparativa de la temperatura interior respecto a los valores teóricos que están programados en un mapa de características digitales, la unidad de control del Climatronic calcula el exacto grado de humedad en el aire y, correspondientemente, los óptimos valores de ajuste como función del punto de rocío. De forma paralela, el equipo capta la temperatura en la zona de la superficie interior del parabrisas a través de mediciones por medio de rayos infrarrojos. Si la electrónica registra que la temperatura del cristal tiene una tendencia a subir hasta por encima de un margen de seguridad y descender por debajo del punto de rocío programado, el climatizador reduce automáticamente el grado de humefactado del aire acondicionado. El control exacto de otros parámetros, por ejemplo el ángulo de apertura de las mariposas en las rejillas de salida de aire, impide con suma eficacia el empañamiento interior de los cristales, independientemente de las condiciones climatológicas exteriores.

    VOLKSWAGEN Phaeton – El espacio interior Sistema de asientos

  • Reposacabezas activos y regulación eléctrica de los asientos

  • Asientos individuales atrás como óptima alternativa, en vez de la versión básica de cinco plazas

  • Modelo V6 con regulación de «posiciones» delante y modelo W12 con sistema de «posiciones»

    Al igual que la gran mayoría de los detalles de equipamiento interior y exterior, también el sistema de asientos del Phaeton presenta un diseño de nuevo desarrollo. De hecho, esta gran berlina de lujo dispone de plazas muy cómodas -en ambas partes del habitáculo- que proporcionan máximo confort y una perfecta sujeción del cuerpo del ocupante.

    Como equipamiento de serie, Volkswagen pone a disposición de los clientes una versión de cinco plazas. Opcionalmente, los compradores también pueden adquirir una variante de cuatro plazas con dos asientos posteriores individuales. En la versión básica de cinco plazas, los asientos del Phaeton disponen de regulación eléctrica de «12 posiciones». Esta cifra insinúa el producto de las diferentes funciones de ajuste del asiento: regulación de distancia hacia delante y atrás, en altura e inclinación de la banqueta, reclinación del respaldo y ajuste del apoyo lumbar en altura y distancia. Llama también mucho la atención en este contexto el hecho de que los asientos se desplazan de forma muy suave hasta sus respectivas posiciones de final de carrera. Esta ventaja se debe a que, en vez de los convencionales sistemas de tipo mecánico, el Phaeton presenta puntos finales de carrera electrónicamente controlados.

    Los elementos de mando para la regulación eléctrica de los asientos se encuentran en la parte inferior de la base de la banqueta. Sin necesidad de buscar el mando deseado, el diseño intuitivo -que reproduce la forma de una banqueta y un respaldo de asiento- permite localizar simplemente al tacto el mando deseado.

    Los asientos delanteros disponen de apoyacabezas activos. En caso de alcance, este sistema se activa automáticamente a través de la fuerza de inercia que provoca el cuerpo del conductor o acompañante al empujar contra el asiento. En concreto, se incluye un mecanismo de reenvío integrado en el respaldo del asiento que hace que el reposacabezas se desplace hacia delante y se sitúe simultáneamente en una posición más elevada, disminuyendo de esta forma la distancia entre el elemento y la cabeza del ocupante y, en consecuencia, el riesgo de que éste experimente algún tipo de trauma cervical cuando el vehículo recibe un impacto de las características antes señaladas.

    Las tecnologías de seguridad y protección integradas en el asiento se completan con módulos airbag laterales (delante y atrás).

    Con el fin de proporcionar a los clientes todo tipo de posibilidades de personalización del Phaeton, los asientos de este modelo pueden ir revestidos con diferentes materiales de tapizado. Esta gama abarca, por ejemplo, tres diferentes colores para la tapicería textil (modelo «Pearl») y dos variedades de cuero («Vienna» y «Sensitive») en cinco colores diferentes. El cuero empleado en combinación con el tapizado «Sensitive» es una de las mejores pieles del mundo en cuanto a tacto agradable y textura de la superficie del material.

    Regulación de «18 posiciones» con memoria en el Phaeton W12

    En combinación con el modelo más alto de gama Phaeton W12 y las versiones de acabado de cuatro plazas, y si no como equipamiento opcional, Volkswagen pone a disposición de los clientes un sistema de regulación de «18 posiciones» para los asientos. Sobre la versión de «18 posiciones», este sistema proporciona adicionalmente la posibilidad de ajustar de forma eléctricamente independiente la parte superior del respaldo, el reposacabezas y la distancia de la banqueta (este aspecto se refiere concretamente a la regulación de la parte delantera separada de la banqueta, donde el ocupante apoya los muslos). Este equipamiento está combinado con un sistema de ajuste automático de la posición del volante al entrar y salir del vehículo. Conforme a esta función de acceso fácil (easy entry) el volante se retrae automáticamente hacia el cuadro de instrumentos. En conjunto con la función de memoria opcional, el asiento de «12 posiciones» puede presentar igualmente este cómodo y útil detalle de confort.

    Otro modo de funcionamiento integrado se refiere a una función que permite memorizar las preferencias de hasta tres diferentes conductores (en cuanto al ajuste de asiento, la altura de cinturones de seguridad, la posición de los espejos retrovisores interior y exteriores y la posición del volante). También se ha integrado una función de «climatización» de los asientos a través de múltiples ventiladores incorporados en la estructura de los mismos, así como una muy útil función de masaje en la zona de la espalda ejecutada a través del sistema de apoyo lumbar.

    La climatización del asiento está realizada por medio de pequeños ventiladores situados debajo del revestimiento espumado de la banqueta y en el respaldo del asiento. Estas unidades impulsan aire climatizado del espacio interior a través de los asientos, sin que ésto sea de ningún modo perjudicial para la salud del ocupante. A diferencia de los conocidos sistemas convencionales, no disminuye simplemente la temperatura del aire, sino que el sistema -en combinación con la ventilación del asiento- utiliza la instalación de calefactado integrada de serie en el asiento para templar el aire de forma más agradable según un inteligente algorritmo de regulación. Por medio de los espumados de estructura porosa de tipo sandwich, el aire puede penetrar y salir de forma homogénea a través de las microperforaciones que se observan en la superficie del tapizado.

    El modo de funcionamiento de masaje en la espalda a través del asiento está realizada en forma de una función adicional del sistema de apoyo lumbar integrado en el respaldo. Este dispositivo mueve automáticamente el elemento de apoyo lumbar durante algunos minutos en los dos sentidos verticales, lo que relaja la musculatura que sujeta esta parte de la columna vertebral. La intensidad de esta acción la puede ajustar el ocupante según sus preferencias mediante el mando del apoyo lumbar.

    En combinación con la función de memoria, sólo se necesita pulsar un botón para activar las previamente memorizadas posiciones de los asientos, la columna de dirección y los espejos retrovisores interior y exteriores del Phaeton. Del mismo modo, se puede personalizar un máximo de tres llaves asignadas respectivamente al mismo número de conductores. Al desbloquear las puertas a través de una llave personalizada, la electrónica del sistema identifica al usuario y sitúa el asiento del conductor en la posición programada que corresponde.

    Dos diferentes configuraciones de asientos para la parte posterior del habitáculo

    Los clientes de la gran berlina de lujo de Volkswagen pueden elegir alternativamente entre dos diferentes configuraciones de asientos para la parte trasera del espacio interior. La versión de serie presenta un banco fijo de tres plazas. Como opcional, está a disposición la versión inicial de equipamiento específico con sistema de regulación de «10 posiciones» combinado con las funciones de ventilación y masaje lumbar en el asiento. En la versión más exclusiva, Volkswagen instala dos plazas individuales traseras dotadas con sistema de regulación de «10posiciones» (y función de memoria). En esta variante, también los asientos posteriores disponen de la función de acceso fácil «easy entry». Al abrir las puertas del vehículo, los asientos individuales se desplazan según previo ajuste hasta diez centímetros hacia atrás con el fin de que los ocupantes accedan con más comodidad a sus plazas a través de un vano más amplio. Además, el sistema de regulación de «10 posiciones» se ha combinado con la posibilidad de ajustar el asiento del acompañante a través de un panel de mandos independiente situado en la parte trasera del habitáculo.

    VOLKSWAGEN Phaeton – El habitáculo Red electrónica de a bordo

  • Red de inteligencia

  • Tres sistemas de CAN bus con hasta 3,2 kilómetros de cableados y 2.000 líneas de señales

  • Red de a bordo de alta tecnología con múltiples funciones de seguridad y hasta 64 unidades de control

    El Phaeton de Volkswagen se distingue de otras berlinas de representación de categoría semejante a través de una alta cantidad de funciones electrónicamente controladas. Conforme a esta condición, se han implementado numerosas funciones de seguridad y protección en la red electrónica y el sistema de alimentación eléctrica del vehículo. La estructura básica de la red de a bordo presenta un concepto modular que consta básicamente de cinco placas eléctricas situadas en diferentes puntos del vehículo, un alternador de 190 amperios de capacidad refrigerado por líquido, un sistema de dos baterías (equipo de serie en modelos W12 y V10 TDI; en el V6 según nivel de equipamiento) y el intercambio de datos y señales a través de tres diferentes sistemas multiplexados de tipo CAN BUS.

    Aproximadamente 2.000 líneas de señales -¡que suman una longitud total de 3.200 metros! – se encuentran instaladas en el interior de cien conductos especiales de material plástico muy robusto, donde ni pueden sufrir rozamientos mecánicos ni producir molestas rumorosidades a causa de posibles vibraciones. Un impresionante mazo de cables confeccionado de una sola pieza y alrededor de 450 conectores son parte de una de las actualmente más sofisticadas redes de a bordo en un automóvil de turismo. Cada tramo del mazo de cables está elaborado conforme a las especificaciones del futuro propietario del coche por lo que se refiere al nivel de equipamiento del coche. Esta característica implica teóricamente un número de posibles combinaciones de hasta tres mil millones de diferentes versiones de equipamiento. Los módulos previamente montados son instalados en la «Fábrica de Cristal». El deseado equipamiento y la respectiva configuración específica del mazo de cables son transmitidos a ese nuevo centro de producción a través de líneas telemáticas punto a punto. Estos datos forman la base para la gestión de la fabricación de la unidad en cuestión. En dependencia del nivel de equipamiento y la motorización elegida de parte del cliente, el Phaeton puede tener hasta 62 unidades de control, de las cuales -en caso de equipamiento máximo- 37 están integradas en tres diferentes sistemas multiplexados de tipo BUS denominados «CAN Tracción», «CAN Confort» y «CAN Infotainment». El volumen de datos intercambiables a través de esta compleja red local permite transmitir hasta 2.500 mensajes diferentes, lo que posibilita la implementación de un elevado número de nuevas funciones de confort y seguridad.

    VOLKSWAGEN Phaeton – La carrocería Diseño y dimensiones

  • La elegancia deportiva de una gran berlina de lujo

  • Perfil semejante a un coupé, personalidad dominante en el frontal y la trasera

  • Cinco metros de longitud -Una de las berlinas más amplias en la categoría de lujo

    Con una longitud de 5,06 metros, 1,9 metros de ancho y 1,45 m de altura, el Phaeton (peso de la versión V6 con cambio manual: 1.995 kilogramos) es una de las grandes berlinas más amplias en la categoría de lujo. Esta nueva berlina de Volkswagen, cuya carrocería consta en su mayor parte de elementos de acero completamente galvanizados, tiene una distancia entre ejes de 2,88 metros.

    El perfil del Phaeton ofrece agradables sensaciones de claridad, elegancia, dinamismo y dominio, con pilares delanteros suavemente inclinados. En la perspectiva semifrontal, el Phaeton transmite igualmente una memorable impresión de dinamismo con grupos ópticos de xenón (faros bixenón de serie en el W12) que envuelven parcialmente las aletas en esta parte. A través de la conformación estética de los triángulos acristalados en la parte trasera de las puertas y el diseño estilizado de las columnas posteriores, los diseñadores han creado un adicional detalle de diferenciación que distingue a la nueva berlina de lujo en su perspectiva lateral.

    Silueta frontal de coupé e inconfundible diseño de los grupos ópticos

    En la perspectiva frontal, el Phaeton se distingue por sus proporciones atléticas (franja saliente en la parte inferior de las lunetas), un capó muy bajo y progresivamente convergente, al que va unida la rejilla frontal cromada, y los inconfundibles grupos ópticos que envuelven suavemente parte de las puntas de las aletas. Los grupos ópticos de xenón van instalados en una posición comparativamente retirada de la superficie exterior. En la franja superior de los faros se observan intermitentes de avanzada tecnología y nuevo diseño -480 milímetros de anchura y 21 mm de altura-, que hacen que la «mirada» del Phaeton se convierta en una experiencia memorable.

    Los amplios espejos retrovisores exteriores conviven de forma totalmente homogénea con este diseño y presentan -en la parte baja de cada unidad- intermitentes de tipo LED y pequeños focos automáticos que iluminan el perímetro del vehículo en unas ciertas condiciones (funciones «coming home» y «leaving home») para hacer aún más cómodos y seguros los accesos al coche. Una adicional funcionalidad de iluminación del perímetro del vehículo (que conecta los faros de cruce y los pilotos traseros) se puede activar a través del mando a distancia.

    La parte trasera del Phaeton se caracteriza por unas proporciones atléticas con aletas suavemente curvadas y comparativamente elevadas. Se distingue la clara estructura de los grupos ópticos en esta parte con unidades LED de gran capacidad y larga duración que facilitan la identificación en la oscuridad de esta nueva berlina de lujo. Como absoluta primicia en el sector internacional de la automoción, el Phaeton de Volkswagen estrena -de serie- diodos luminosos bicolor independientemente activables en los pilotos traseros, la luz de frenos, los intermitentes y las luces de marcha atrás. Por esta razón, el Phaeton no tiene cristales multicolor sino rojos monocolor, exceptuando la luz de marcha atrás que tiene cristales blancos.

    También resulta interesante distinguir una superficie ligeramente curvada y pintada situada entre los grupos ópticos. En conjunto con la luneta térmica instalada en una posición comparativamente inclinada, los diseñadores han creado una inconfundible silueta que marca la diferencia del Phaeton en la categoría de las grandes berlinas de lujo, y que acentúa la línea exterior elegante y deportiva de este coche de representación. Incluso la placa de la matrícula posterior esta integrada con armonía en el concepto de diseño del Phaeton. Como opcional, se puede solicitar un tipo de placa imposible de falsificar realizada a través de una muy delgada lámina electroluminiscente transparente que culmina con un aire de alta tecnología el inconfundible concepto estético exterior de la nueva gran berlina de lujo.

    VOLKSWAGEN Phaeton – La carrocería Equipamiento exterior

  • 13 tonos de pintura y el techo corredizo solar más amplio en esta categoría

  • Phaeton V6: llantas de aleación ligera de 16,, y faros de xenón

  • Phaeton W12: llantas de aleación ligera de 18,, y faros bixenón

    Desde la versión inicial con motorización V6, el Phaeton despunta por la plenitud de su equipamiento de serie. Ésto también es válido tanto en cuanto al equipamiento interior como exterior. La nueva berlina de representación de Volkswagen presenta -de serie- llantas de aleación ligera de 16,, (modelo «Dynamic») con neumáticos de tipo 235/60 R 16, lunetas termoaislantes tintadas de verde -la luneta térmica es capaz de bloquear la radiación infrarroja-, grupos ópticos de xenón delante, molduras cromadas en los parachoques, los paragolpes laterales y los contornos de las puertas y las lunas. Todos estos elementos se encuentran instalados en una carrocería, cuyas estructuras de acero constan de componentes de chapa totalmente galvanizada mediante inmersión cataforésica. Además, se observan soluciones técnicas muy avanzadas, por ejemplo las escobillas limpiaparabrisas aerodinámicamente optimizadas que proporcionan constantemente una óptima presión sobre la amplia superficie de cristal (ver el capítulo sobre la «seguridad pasiva»). Respecto al modelo Phaeton V6, el Phaeton W12 se diferencia por los dos tramos finales del tubo de escape en las puntas del faldón posterior, así como por los cristales termoaislante con bloqueo de rayos infrarrojos, pinturas exteriores metalizadas o -como alternativa- efecto perla, llantas de aleación ligera de 18,, (modelo «Champion») con neumáticos de 235/50 y faros bixenón.

    Además de los amplios niveles de equipamiento de serie, Volkswagen pone a disposición de los clientes del Phaeton una gama de opcionales de gran plenitud que permiten personalizar estas magníficas berlinas de lujo, tanto estética como técnicamente según los gustos y preferencias de los conductores. Estas posibilidades abarcan, por ejemplo, 13 diferentes colores de carrocería, incluida una muy elegante tonalidad negra y otros siete colores de pintura.

    La gama de equipos opcionales para la carrocería engloba un elevado número de detalles y equipos muy útiles. Como ejemplos, mencionar el gancho de remolque desmontable, la placa de matrícula autoluminiscente, diferentes modelos de llantas de aleación ligera, el control de las distancias al aparcar integrado en el revestimiento de los parachoques, los espejos retrovisores exteriores eléctricamente abatibles, el sistema de cierre, apertura y arranque del vehículo «sin llave» y un extenso etcétera de sistemas verdaderamente interesantes.

    El techo corredizo solar más amplio del mundo suministra hasta 24 vatios de capacidad

    Aparte del equipo acondicionador Climatronic de «cuatro zonas», el techo corredizo proporciona a los ocupantes múltiples posibilidades para intervenir activamente en la ventilación del espacio interior del Phaeton. Los clientes de esta lujosa berlina de Volkswagen pueden elegir entre una versión de techo de cristal y una variante de tipo solar. Ambos techos corredizos disponen de un mando independiente situado en la consola central del techo interior. A través de ésta, tanto el conductor como el acompañante pueden elegir entre diez posiciones de apertura y cinco de inclinación. Gracias al empleo de un panel de cristal sumamente eficaz en cuanto a su capacidad termoaislante, el calentamiento del espacio interior ha disminuido un once por ciento. Además, el tipo de cristal empleado es capaz de filtrar hasta un 99 por ciento de la radiación ultravioleta que emite el sol.

    Por lo que se refiere al techo solar, se trata efectivamente del más completo modelo en el mercado. El panel consta de 28 células fotoeléctricas monocristalinas integradas que proporcionan una capacidad de hasta 24 vatios, lo que es más que suficiente para alimentar a varios consumidores eléctricos en el vehículo, por ejemplo el ventilador eléctrico. Esta funcionalidad es particulamente útil en la época mas calurosa del año, ya garantiza que la temperatura en el espacio interior del Phaeton nunca puede superar los 20 grados centígrados, sobre todo cuando el vehículo permanece estacionado un rato al sol.

    Una deriva controlada electrónicamente en dependencia de la velocidad de desplazamiento impide molestas turbulencias y rumorosidades de aire en el espacio interior.

    VOLKSWAGEN Phaeton – La carrocería Diseño estructural

  • Máxima robustez

  • La carrocería del Phaeton bate el récord de rigidez torsional

  • Componentes estructurales diseñados en función de una velocidad máxima de 300 km/h

    Los valores de rigidez torsional y flexional, la seguridad pasiva y la calidad duradera de la carrocería del Phaeton se sitúan en niveles muy elevados. Los componentes de acero de la carrocería constan de material totalmente galvanizado a través de inmersión cataforésica. El buen comportamiento estructural del Phaeton es el resultado de diferentes factores, por ejemplo el empleo de muy avanzados métodos de unión en la fabricación, entre los que despunta la soldadura láser. La estructura de la carrocería se fabrica en los talleres especiales del centro de fabricación Volkswagen Sachsen GmbH, en la localidad alemana de Mosel, que es el especialista del grupo en este tipo de producciones. Las se completan finalmente en la nueva «Fábrica de Cristal».

    Al igual que los componentes del bastidor y la transmisión, todos los elementos estructurales están pensados para un vehículo capaz de llegar hasta una velocidad punta de 300 kilómetros por hora. La robustez y la rigidez de las estructuras son dos de las numerosas virtudes que tiene este tipo de construcción. Además de aceros de muy alta resistencia, Volkswagen utiliza otros materiales de aleación ligera en la carrocería del Phaeton. Sin embargo, las puertas de esta gran berlina son de aluminio, el mismo material que se emplea también para los dos capós. Los acristalados constan de cristal compuesto de seguridad. El uso de elementos estructurales de tipo sandwich de aluminio -una novedad en el sector de la automoción-, sofisticados perfiles que guían los movimientos de las lunetas laterales, sistemas de apoyo amortiguado en el bastidor y novedosos soportes del motor hacen que el Phaeton también sea referente en materia de la insonorización y la amortiguación de ruidos.

    Rigidez torsional de más de 37.000 Nm/grado

    Los aspectos del comportamiento mecánico de una estructura autoportante en condiciones dinámicas son los temas que exigen un muy cuidadoso estudio por parte de los diseñadores. Estos aspectos tienen que ver, por ejemplo, con la transmisión de rumorosidades y vibraciones, así como -antes de otra cosa- con la seguridad pasiva. En suma, la calidad de todas estas propiedades suele expresarse a través de unos ciertos coeficientes que describen la rigidez estática y dinámica de una estructura autoportante. En concreto, la primera de estas características se refiere a la resistencia que opone la estructura a deformaciones inducidas a través de diferentes factores externos. De este dato dependen la calidad del comportamiento dinámico y los niveles de seguridad pasiva (ver también el capítulo sobre la «seguridad pasiva»). Para determinar con exactitud la rigidez estática, se debe someter la carrocería a diferentes fuerzas torsionales. El Phaeton obtiene en este tipo de comprobaciones un coeficiente de rigidez torsional de más de 37.000 Nm/grado, lo que representa un nuevo valor máximo para los turismos de serie.

    Espacio interior muy robusto a través de estructuras compuestas

    El habitáculo del Phaeton presenta una estructura compuesta mediante tres niveles de materiales en la parte superior, formados por la estructura interior y los componentes centrales y exteriores de la carrocería. En éstos se deben considerar incluidos los pilares delanteros, centrales y traseros que llegan hasta el bastidor del techo. Además, van unidos con las barras transversales y los largueros del bastidor principal por medio de soldadura.

    Rigidez referente también en condiciones dinámicas

    El comportamiento de rigidez de la estructura de un automóvil en condiciones dinámicas influye en gran medida en el confort de conducción, ya que de él depende la transmisión de rumorosidades y vibraciones a través de los elementos estructurales. Para indicar la rigidez dinámica, se utiliza un coeficiente de frecuencia específica, que en el caso del Phaeton se eleva hasta por encima de 46 hertzios, lo que representa nuevamente uno de los valores más altos en la categoría de las berlinas de lujo.

    Puertas de aluminio

    Las puertas del nuevo Phaeton estan construídas en fundición de aluminio inyectado a presión. Los componentes de aleación ligera de este tipo tienen tres ventajas muy importantes. La primera es que permiten una fabricación de máxima precisión y mínimas tolerancias. La segunda se refiere a la muy elevada rigidez que presentan típicamente los elementos construidos de esta forma. En tercer y último lugar, posibilitan la fabricación de piezas multiformes de muy compleja geometría con diferentes espesores de material según el respectivo lugar de montaje en la estructura y el grado de exposición en condiciones dinámicas.

    Los dos perfiles portantes van unidos por medio de estructuras de aluminio extrusionadas. Además, los paneles de chapa exterior e interior de la puerta se fabrican igualmente de aluminio. Estos dos elementos van unidos básicamente a través de pegamento estructural y unos cuantos cordones de soldadura híbrida (láser/gas inerte). Este procedimiento permite soldar aluminio sin un excesivo aporte de calor, por que ésto podría provocar la deformación del material en la zona de unión.

    La elevada rigidez estructural de las puertas insonoriza por su naturaleza con suma efectividad los ruidos que transmite el aire de penetración. De todas formas, los ingenieros han optimizado aún más este confortable comportamiento a través de un novedoso sistema de gomas de complejo perfil múltiple situadas en el contorno de las puertas. En suma, los especialistas han sido capaces de elaborar un diseño que posibilita tanto unos mínimos y muy bien ajustados encajes en la carrocería como un excelente comportamiento de rigidez estructural. En definitiva, estas características comportan un máximo nivel de protección de los ocupantes en caso de accidente y, por otro lado, un silencio prácticamente absoluto en el espacio interior cuando el Phaeton se desplaza a alta velocidad.

    Las aletas y el alojamiento de la rueda de repuesto se fabrican de materiales plásticos de alta tecnología

    El empleo de materiales de nuevo desarrollo en el sector de la automoción, por ejemplo los materiales de plástico compuestos, permite construir carrocerías cada día más ligeras, pero que proporcionan máximos niveles de calidad y seguridad a los ocupantes. Como ejemplo referido al nuevo automóvil de Volkswagen más alto de gama, mencionar que las aletas delanteras del Phaeton constan de material de poliuretano (PU-RIM). Este material plástico presenta una resistencia muy alta y un excelente comportamiento de conformación, a la vez que es hasta un veinte por ciento más ligero que el acero. Estas ventajas comparativas han permitido utilizar de forma óptima y concentrada en el diseño estético de la parte frontal afilada del Phaeton.

    Del mismo material plástico se fabrica el alojamiento para la rueda de repuesto en el vano posterior de la carrocería. De nuevo, la idea de introducir un nuevo material en esta parte ha sido aligerar el vehículo lo más posible. Y no sólo la eliminación de cinco kilogramos de peso ha sido una consecuencia muy positiva de esta medida. El elemento en cuestión consta de polipropileno reforzado con un cuarenta por ciento de fibras de vidrio, cuya muy buena conformabilidad posibilita además- un elevado grado de integración de otros elementos. Como ejemplos, citar que en esa parte se alojan también el compresor para las suspensiones neumáticas, el filtro de carbón activo para los gases de combustible que emanan del depósito (aprox. 90 lts. de capacidad) y los elementos de soporte y fijación de la rueda de repuesto. Por último, también se ha realizado una cierta función de spoiler en la parte inferior del elemento.

    En definitiva, se observa que la estructura autoportante del Phaeton presenta un refinado diseño vanguardista, y que se corresponde a la perfección con todos los criterios de rigidez, seguridad, ligereza y ecología.

    VOLKSWAGEN Phaeton – La carrocería Seguridad pasiva

  • Óptima protección

  • Ocho airbags, reposacabezas activos delante y habitáculo de alta resistencia

  • Convivencia homogénea de las estructuras de seguridad y los sistemas de protección activa

    El Phaeton es la nueva gran berlina de lujo de Volkswagen y uno de los automóviles más seguros del mundo. Este atributo es válido en relación a la seguridad activa y pasiva. La base fundamental para este muy bien equilibrado sistema de protección y seguridad son las muy rígidas estructuras autoportantes del Phaeton (ver el capítulo sobre el «diseño estructural»). Volkswagen instala en el espacio interior ocho unidades airbag (los módulos frontales de conductor y acompañante se activan de forma escalonada en dos fases según la intensidad de un impacto), hasta siete carretes automáticos en los cinturones de seguridad y apoyacabezas delanteros activos (AKS) que completan con armonía el sistema de seguridad pasiva.

    El concepto de seguridad pasiva abarca todos los elementos que son parte del vehículo y que no contribuyen a evitar -pero sí a minimizar- las consecuencias que pueda tener un accidente para los ocupantes. Esto incluye, por ejemplo, la carrocería, los sistemas de protección y sus respectivos conjuntos de sensores. Para poder conjugar de forma armoniosa y óptima estos tres subsistemas, los fabricantes suelen realizar diferentes ensayos de choque en muy diversas configuraciones y condiciones, empezando por las colisiones frontales, pasando por los impactos en los costados y la trasera, para terminar con el vuelco del vehículo.

    Colisión frontal – La muy elevada rigidez del espacio interior proporciona máxima seguridad y protección a los ocupantes

    Uno de los ensayos de choque más comunes y exigentes que llevan a cabo los fabricantes de automóviles es la colisión semifrontal (con un desfase de un 40 por ciento) contra una barrera deformable a una velocidad de 64 kilómetros por hora. Una variante exigida según la normativa norteamericana es el impacto frontal contra un obstáculo rígido a 35 millas por hora (ángulo de choque entre 0° y 30°), que es parte del programa de ensayos para comprobar el comportamiento de deformación de la estructura autoportante del Phaeton. Los criterios de evaluación más relevantes son la deformación real del habitáculo, los niveles de cargas que experimentan los ocupantes, el comportamiento de apertura de las puertas y la estanqueidad del sistema de alimentación de combustible después de sufrir un impacto.

    El objetivo marcado en el caso del Phaeton era cumplir e, incluso, superar los valores máximos anteriores, para lo cual los diseñadores han tenido que conjugar de forma óptima la rigidez de todas las estructuras que conforman el espacio interior, el comportamiento de deformación de las mismas y la fórmula de accionamiento y los efectos de protección que proporcionan los diferentes elementos de seguridad. El tabique divisorio anterior, los grupos del bastidor y las estructuras laterales -formadas homogéneamente por los largueros del chasis, los pilares delanteros y el bastidor del techo- han sido diseñados de manera que conformen conjuntamente un habitáculo muy rígido y robusto. En todas las configuraciones y condiciones de choque ensayadas, se ha podido comprobar que este aspecto de la carrocería del Phaeton proporciona efectivamente máxima protección y seguridad a los ocupantes. No se observan prácticamente intrusiones de ninguna clase ni de la columna de dirección ni en los espacios reposapiés.

    La canalización y amortiguación programada de la energía a través de las estructuras frontales aseguran un homogéneo comportamiento de deformación en esta parte del vehículo. Este aspecto revela de una cierta manera, la tranquilizadora efectividad de los sistemas de seguridad formados por el conjunto de unidades airbag y los cinturones de seguridad. Con el fin de obtener óptimos resultados en cuanto al comportamiento de deformación estructural en situaciones de choque frontal, los especialistas de Volkswagen han realizado desde el primer momento innnumerables simulaciones informatizadas para perfeccionar paso a paso el comportamiento de las estructuras en caso de accidente. De hecho, ha sido impactante poder comprobar que las simulaciones a través de ordenadores coinciden en gran medida con los resultados obtenidos posteriormente en el marco de las pruebas de choque reales.

    Colisión lateral – Rígidos elementos multiformes, en vez de zonas de deformación

    Los impactos laterales suelen ser normalmente más problemáticos, ya que ningún automóvil convencional dispone de zonas de deformación en los costados. Por esta razón, los objetivos de desarrollo del Phaeton han sido aún más exigentes por lo que se refiere a estos aspectos. Entre las exigencias más importantes constaba casi en primer lugar el deseo de obtener mínimas intrusiones de estructuras (deformación) y una distribución lo más homogénea posible de la energía de un impacto lateral. Volkswagen ha cumplido todos los objetivos que se había marcado para su berlina de lujo, ya que los ocupantes del Phaeton experimentan unos niveles de cargas biomecánicas muy por debajo de los que están establecidos en las actuales normas internacionales. De hecho, no se han realizado únicamente ensayos conforme a las vigentes normas europeas y norteamericanas y según criterios aún más exigentes derivados de éstas, sino que además- Volkswagen se ha dedicado a estudiar y analizar de forma muy cuidadosa y meticulosa una infinidad de accidentes reales.

    Se observa que el Phaeton presenta varios elementos multiformes muy rígidos en los puntos de transición entre los pilares centrales y los arcos laterales del techo y los largueros del chasis. Esta configuración asegura muy buena canalización de la energía de un impacto. Además, el Phaeton se comporta transversalmente de forma muy rígida, gracias el empleo de una barra transversal en el techo y otras dos estructuras similares en el bastidor.

    Un aspecto que también implica una importancia crucial al respecto es la rigidez de las puertas (ver el capítulo sobre el «diseño estructural»). El nuevo concepto de puertas a base de una estructura de fundición inyectada a presión y paneles de chapa exteriores unidos a través de pegamento estructural y algo de soldadura hace que las puertas apenas se deformen al experimentar un impacto lateral. Este diseño garantiza -además- que la energía sea canalizada de forma homogénea tanto en cuanto a la velocidad como a la profundidad de la deformación. El sistema de protección y seguridad se completa con elementos muy robustos de protección lateral integrados en las puertas y un resistente módulo de chapa interior, lo que reduce adicionalmente los niveles de cargas en caso de accidente.

    Un impacto lateral contra un poste implica los valores de cargas más elevados para la estructura autoportante de un automóvil. En la vida real, el choque de costado contra un árbol es posiblemente la colisión más peligrosa y grave. Por esta razón, los ingenieros de Volkswagen introducen adicionalmente refuerzos en los armazones de los asientos mediante barras transversales y han integrado estas unidades en el concepto de seguridad para incrementar los niveles de protección que proporciona el habitáculo del Phaeton a los ocupantes.

    Colisión trasera – Amortiguación de la energía a través de la defensa parachoques y las puntas del chasis

    En consonacia con los objetivos marcados en materia de choques frontales y laterales, el desarrollo del nuevo Phaeton también ha estado orientado hacia el cumplimiento riguroso de las más exigentes normas internacionales en materia de las colisiones en la parte trasera. El ensayo de choque según la normativa norteamerica (FMVSS 301) representa actualmente la configuración de ensayo más complicada, ya que la idea es simular el impacto contra un obstáculo rígido a 50 kilómetros por hora.

    Sin embargo, Volkswagen no se ha contentado con eso y ha sometido al nuevo Phaeton a ensayos de choque conforme a la futura normativa que entrará en vigor el año 2004: el choque posterior con un desfase del 70 por ciento a 80 kilómetros por hora contra una barrera deformable. Los resultados obtenidos en este tipo de pruebas desmuestran que ni se deforma el espacio interior ni se provoca derrame alguno de gasolina a través del sistema de alimentación del combustible, gracias a la amortiguación y canalización muy efectiva de la energía a través de las estructuras posteriores. La necesaria amortiguación de la energía del impacto sucede de manera escalonada por medio de la defensa parachoques fabricada de acero de alta resistencia en combinación con los elementos de amortiguación integrados más atrás en las voluminosas puntas traseras del chasis. El subbastidor del tren de rodaje trasero, unido con los largueros, amortigua y canaliza finalmente la energía restante de un impacto.

    Vuelco del vehículo – Techo indeformable

    Para determinar con aún más exactitud las características de seguridad de la estructura del Phaeton y los correspondientes niveles de cargas que experimentan los ocupantes en caso de accidente, Volkswagen también ha llevado a cabo una alta cantidad de pruebas de vuelco reales. El vuelco lateral clásico se ejecuta a una velocidad de 48 kilómetros por hora; en cambio, en una variante especial de la configuración anterior, el vehículo realiza un vuelco multiple -una especie de «tirabuzón»- a 70 kilómetros por hora. En ambos casos, ha quedado comprobado que el habitáculo del vehículo no experimenta prácticamente deformación alguna al impactar contra el suelo y que, por tanto, proporciona máxima protección y seguridad a los ocupantes. La base para el diseño de la estructura del techo consta de un ensayo de intrusión del techo según estándares norteamericanos y una prueba de caída libre sobre el techo conforme a las directivas SAE (Society of Automotive Engineers).

    Cinturones de seguridad – Nuevo sistema con doble mecanismo retractor y cuatro cinturones automáticos

    El equipo de seguridad de serie del Phaeton abarca cinco cinturones automáticos de tres anclajes con limitadores de fuerza integrados (versión de 5 plazas). Este sistema está completado con pretensores pirotécnicos en las cuatro plazas exteriores. Según la versión de asientos que solicite el cliente, por ejemplo con regulación eléctrica de «12 posiciones», el carrete del cinturón dispone de un mecanismo de confort que reduce la fuerza del cinturón y optimiza la comodidad y facilidad de uso del mismo.

    Como nuevo desarrollo opcional, el Phaeton presenta -en las plazas delanteras- un sofisticado sistema con dos mecanismos retractores. De hecho, se trata de un segundo carrete con pretensor integrado instalado en la parte lateral del asiento. La primera ventaja de este sistema consiste en que se tensan de forma simultánea y homogénea ambos tramos del cinturón de seguridad, controlándolos independientemente. La segunda ventaja más importante tiene que ver con el confort de uso, ya que dos carretes separados proporcionan al usuario mayor libertad de movimientos.

    Módulos airbag – Ocho unidades protegen los ocupantes

    Los operarios de la «Fábrica de Cristal» en la localidad alemana de Dresde instalan en el Phaeton ocho unidades airbag (dos de conductor y acompañante, cuatro laterales y dos de cortina). El airbag en el lado del acompañante tiene un volumen de 62 litros y el de conductor 115 litros. Ambos módulos se activan con un cierto desfase de tiempo según la intensidad de un impacto. Cuando deba viajar un niño sentado en una adecuada silla instalada en la plaza del acompañante, las unidades airbag frontal y lateral en este lado pueden desactivarse insertando la llave de contacto en la correspondiente cerradura especial.

    Para minimizar el riesgo de lesiones de cabeza en caso de colisiones laterales, el Phaeton dispone también de airbags de cortina (28 litros de capacidad) que cubren respectivamente la completa superficie acristalada lateral desde la columna delantera hasta la trasera en caso de accidente. Este sistema protege particularmente a los ocupantes de las plazas exteriores y, en general, a todos los pasajeros, independientemente de la edad, la estatura y las plazas que ocupen estas personas. En combinación con los cristales de seguridad, los airbags laterales integrados en los respaldos de los asientos exteriores protegen de manera especial la zona del tórax de los ocupantes. El diseño específico de estas bolsas de aire en los costados impide, además, la intrusión de objetos en el habitáculo, a la vez que deja excluida la posibilidad de que alguna parte del cuerpo de un ocupante se sitúe fuera del espacio interior de seguridad en caso de accidente.

    Sensores airbag – Sensores de «pre-impacto» acortan el tiempo de respuesta

    El sistema de gestión y activación de los módulos airbag del Phaeton consta de una unidad de control con dos sensores de aceleración integrados y otros seis sensores de impacto situados en el perímetro estructural de la carrocería. Todos estos sensores controlan constantemente los valores de aceleración en sentido longitudinal y transversal. La evaluación de las señales de control y activación tiene lugar a través del cerebro de la unidad de control del sistema. De hecho, es la primera vez que Volkswagen emplea dos sensores denominados de «pre-impacto» situados cerca de los grupos ópticos en el frontal. Estos dispositivos sensorizados acortan de manera significativa el tiempo de respuesta de los airbags y permiten un control aún más exacto de la activación escalona de las bolsas de aire en dependencia de la intensidad o gravedad de un impacto. Por otro lado, la inclusión de sensores delanteros en este sistema permite una respuesta todavía más efectiva en caso de accidentes complicados, por ejemplo con inmersión del automóvil debajo de un vehículo industrial, lo que minimiza lógicamente las consecuencias de este tipo de siniestros, que casi siempre suelen tener consecuencias muy graves.

    Faros de xenón – Los difusores del sistema de lavado limpian de forma intermitente

    El sistema de seguridad y protección del Phaeton no consta únicamente de los elementos de deformación en la carrocería y los módulos airbag y los cinturones de seguridad. De la misma forma, también deberían incluirse los grupos ópticos en este conjunto de dispositivos de seguridad. En el punto de contacto entre la seguridad activa y la seguridad pasiva que proporciona el Phaeton a los ocupantes, Volkswagen instala faros de xenón. El Phaeton W12, por ejemplo, está equipado de serie con faros bixenón de nueva generación.

    Sin embargo, para que la técnica de las lámparas de descarga de gas pueda proporcionar su máximo rendimiento, los grupos ópticos del automóvil tienen que combinarse con sistemas lavafaros. De todas formas, cuando el chorro de líquido de lavado choca contra el cristal difusor de un faro, disminuye por un momento la calidad de alumbrado y, por tanto, la visibilidad. Por esta razón, Volkswagen estrena un nuevo sistema, en el que los difusores del equipo lavafaros no inyectan líquido de manera simultánea, sino que actúan de forma intermitente.

    Por otro lado, los nuevos pilotos traseros también refuerzan de algún modo la seguridad de conducción, ya que su mayor intensidad de alumbrado y una

    más pronta capacidad de respuesta de la luz de freno permiten que los conductores que circulan detrás del Phaeton puedan reaccionar más deprisa.

    Limpiaparabrisas aerodinámicamente optimizados con accionamiento electrónicamente controlado

    Otro aspecto muy importante inherente a los temas relacionados con la seguridad de conducción es el óptimo funcionamiento de los limpiaparabrisas. Por esta razón, Volkswagen emplea en el Phaeton novedosas escobillas aerodinámicamente estudiadas que proporcionan constantemente una óptima presión sobre la superficie de cristal, independientemente de a qué velocidad se esté desplazando el vehículo en ese momento. El mecanismo del sistema limpiaparabrisas dispone de dos motores independientes que accionan respectivamente cada una de las raquetas a través de un mecanismo directo. Un sistema electrónico de sincronización de ambos mecanismos según el principio de «unidades maestra y esclava» ha permitido sustituir el convencional mecanismo de varillaje. En concreto, esto significa que el limpiaparabrisas en el lado del acompañante está controlado en dependencia de los movimientos que ejecuta la unidad situada en el lado del conductor. La electrónica de control de este sistema utiliza múltiples parámetros como, por ejemplo, la velocidad de desplazamiento y la intensidad de una precipitación de lluvia o nieve. El control electrónico del sistema contribuye igualmente a prolongar la duración de las escobillas. Para descargar los elementos de goma, éstas se sitúan en posición de descanso orientados una vez hacia arriba y otra hacia abajo, lo que garantiza que estos elementos reposan y se mueven siempre tantas veces hacia arriba como hacia abajo.

    Control automático de la distancia para mayor confort de conducción

    Otro dispositivo que contribuye de manera significativa al incremento del confort de conducción es el control automático de la distancia (ADR). Originalmente, la idea de este sistema se basa en una evolución de la regulación electrónica de la velocidad de crucero (AGR), que es parte del equipo de serie del Phaeton.

    El control automático de la distancia (ADR) es un dispositivo opcional que completa de forma inteligente el sistema de regulación automática de la velocidad de crucero (GRA), ya que supone una descarga importante para el conductor al adelantar a otros vehículos que circulan más despacio.

    El sistema reduce automáticamente la velocidad cuando detecta un vehículo que se desplaza más lentamente por delante del Phaeton. La distancia de seguridad es ajustada de la manera citada en dependencia de la velocidad de desplazamiento de ambos vehículos. El conductor puede elegir previamente el ajuste básico del control de la distancia.

    El sistema ADR controla la zona enfrente del vehículo en un ángulo de aproximadamente 11,5 grados y una distancia del orden de 180 metros. A través de radar detecta la presencia de algún vehículo situado en el perímetro delante del Phaeton. Después de efectuar el adelantamiento deseado, el sistema acelera nuevamente y ajusta con precisión la velocidad de crucero previamente elegida, siempre y cuando esté comprendida entre 30 km/h y 180 km/h. Fuera de este margen de velocidades, el sistema se desactiva automáticamente por razones de seguridad.

    Los elementos básicos del control automático de la distancia son la unidad de control del ADR integrada en el dispositivo sensorizado de radar, una unidad de servofreno activo (BKV) y la correspondiente unidad de control de la misma. El sensor de radar se encuentra en la parte frontal del vehículo y trabaja en un margen de frecuencias en torno a 76 ó 77 gigahertzios. Para disminuir la velocidad de desplazamiento, el control del ADR puede accionar los frenos del vehículo y hasta reducir la potencia del motor. Los mandos del sistema están integrados en el volante multifunción. Los valores numéricos de distancia hacia delante y la velocidad de crucero previamente ajustada aparecen indicados numéricamente en el cuadro de instrumentos.

    a delante y la velocidad de crucero previamente ajustada aparecen indicados numéricamente en el cuadro de instrumentos.

    Notas de prensa relacionadas