19/10/2005

DOSSIER VOLKSWAGEN ECORACER

DOSSIER VOLKSWAGEN ECORACER

El EcoRacer

Salón del Automóvil de Tokio 2005

En breve

En detalle

Principales características

Una fascinante combinación de cualidades

Mínimo consumo, máximo disfrute

Concepto de la carrocería

Dimensiones, estilo

LED de día y de noche

Tren de rodaje

Motor / 1.5 TDI

Interior / cabina / concepto operativo

El EcoRacer

Prototipo deportivo con un consumo de sólo 3,4 litros y una velocidad máxima de 230 km/h

El EcoRacer de fibra de carbono es un coupé, un roadster y un speedster todo en uno

El prototipo de Volkswagen está propulsado por un motor TDI de nueva generación

Volkswagen presenta esta edición del Salón del Automóvil de Tokio (del 22 de octubre al 6 de noviembre) un prototipo que puede hacer historia como el coche deportivo más económico de su tiempo. Sus características básicas son: consumo medio de 3,4 litros a los 100 km. y una velocidad máxima de 230 km/h. Su nombre: EcoRacer. Gracias a su carrocería fabricada con fibra de carbono (CFP), este deportivo con su motor montado en el centro pesa sólo 850 kg, y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6,3 segundos. Propulsado por un diesel de nuevo desarrollo de 136 CV y turbo, ofrece una combinación revolucionaria de economía y prestaciones. Las cifras hablan por si solas: 230 km/h, aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, 3,4 litros a los 100 km. Son tan poco usuales como fascinantes.

Pero el objetivo del nuevo desarrollo no era batir récords. Con el EcoRacer, la intención era más bien crear un vehículo de investigación que conjugara estas virtudes de economía y prestaciones bajo el mismo «techo».

  • Proporciones ajustadas: El estilo de la carrocería, con su nuevo frontal deportivo, sistemas de faros delanteros y traseros LED, y poderosas líneas, demuestra que hasta los coches muy económicos pueden resultar muy llamativos. La carrocería del EcoRacer mide 3,77 m. de largo, 1,74 m. de ancho y sólo tiene 1,21 m. de altura. La distancia entre ejes, con las llantas de aluminio de 17″ desarrolladas especialmente para este prototipo, es de 2,48 m. El voladizo delantero y trasero son particularmente cortos.
  • Totalmente funcional: Este prototipo es cualquier cosa menos una maqueta de exposición. Se puede conducir sin limitaciones y está pensado para funcionar como un modelo de prueba tecnológica. El EcoRacer juega bien en todos los campos: nada más abrir una puerta, el ala del techo asciende, proporcionando un acceso óptimo. Toda la barra T del techo es extraíble. Incluso el portón trasero es extraíble. Y, por último e igual de importante, el marco del parabrisas se puede cambiar por un módulo con parabrisas más corto y deportivo. Esto convierte al EcoRacer, primero en un coupé, luego en un roadster y por fin, en un speedster.
  • Carrocería CFP: Como puntal del EcoRacer se ha desarrollado una carrocería de fibra de carbono (CFP = plástico reforzado con fibra de carbono) al mismo tiempo ligera y rígida. Estructuralmente se trata de multicasco CFP (la estructura de seguridad alberga espacio para dos personas) con barra antivuelco fija, elementos de choque y superficie en CFP. Los principales componentes del multicasco son un soporte para el chasis, dos miembros laterales y el salpicadero. Los elementos de choque en el frontal son el amortiguador en CFP y un elemento amortiguador de aluminio. Otro módulo en CFP transporta el motor y el eje trasero. El suelo con difusor de aire integrado está también fabricado en CFP.
  • El EcoRacer como coupé: El capó, la puerta del maletero y las puertas también están fabricadas con CFP, al igual que los elementos del techo. Los cierres de las puertas del EcoRacer se abren electromecánicamente. Esto no sólo libera el portón – mediante el sistema sin llave «Entry and Go» – sino que también eleva el alerón del techo sobre un amortiguador de gas para optimizar la entrada y la salida. Estas secciones del techo y la llamada barra T, la red longitudinal que se extiende entre ellas, se puede extraer por completo y guardar detrás de los asientos.
  • El EcoRacer como roadster: En cuestión de minutos, toda la estructura del techo incluidas las ventanas se puede extraer o convertir. Primero, el portón trasero, la parte posterior del coupé, se extrae. Al mismo tiempo se apartan los elementos laterales de los alerones delanteros entre la rueda delantera y la bisagra de la puerta. El efecto en los neumáticos ahora parcialmente libres resulta muy dinámico. De hecho, sin el portón y el techo, el coupé se revela como un roadster.
  • El EcoRacer como speedster: En la fase final, el roadster se puede transformar en un speedster. Para ello se libera simplemente una cerradura especial en la zona del pilar A para permitir que se puedan extraer el parabrisas con marco y la cubierta superior del salpicadero. En lugar de este módulo se inserta un parabrisas minimalista con su propia cubierta del salpicadero. El resultado es un speedster en su más puro estilo.
  • Elementos de estilo futurista: En cuanto al diseño de la parte frontal, la forma de la rejilla del radiador y los faros dobles es especialmente llamativa. Muestran un frontal que podría concebirse de modo similar en los futuros modelos deportivos. En la zona de los pilares B dominan las entradas de aire típicas de un deportivo con motor montado en el centro. Una sensación de potencia emana de los contornos musculosos de los alerones y las llantas de aleación de aluminio de 17″ en las ruedas.
  • Tren de rodaje ligero y atlético: Dinamismo e innovación son términos que también definen al tren de rodaje del prototipo. Por un lado es muy ligero, por otro ofrece un potencial bastante elevado para proporcionar una extremada agilidad. El eje delantero de doble brazo es de diseño totalmente nuevo. Los brazos están fabricados en aluminio, al igual que los rodamientos de los pivotes. El eje trasero de cuatro brazos se basa en el derivado utilizado en el Golf. Su uso en un deportivo con motor en posición central subraya el potencial de un eje en perfecta armonía con la tracción delantera, trasera o total. En el EcoRacer, con una distribución de pesos delante y detrás 40:60, se ha adaptado especialmente al concepto de motor en el centro, aligerando el peso en unos kilos.
  • Nueva generación de motores TDI: El motor TDI del EcoRacer es tan exclusivo como lo son el diseño y la carrocería. Refleja el futuro de los motores diesel. Limpio, potente y muy versátil. El 1.5 TDI continúa aún en pruebas. Al igual que el nuevo doble compresor (TSI) entre los motores de inyección directa de gasolina, el motor turbodiesel de inyección directa se caracteriza por una agilidad superior con un consumo muy reducido. Los ingenieros de Volkswagen se refieren a él como un concepto de alta compresión basado en la reducción.
  • Nuevas cifras TDI: El motor de cuatro cilindros desarrolla 136 CV a 4.000 rpm. Entre 1.900 y 3.750 rpm, la unidad de cuatro válvulas de 1.484 cc desarrolla un par de más de 250 Nm. La relación de compresión es de 17,2:1. La unidad es a la vez ligera y compacta, y – no sólo en el caso del EcoRacer- va conforme a la normativa de emisiones EU-5. La transmisión del turbodiesel es un cambio DSG. El 1.5 TDI, introducido en el EcoRacer, tiene potencial para desarrollar el proceso CCS (Sistema Combinado de Combustión), un proceso que combina las ventajas de los motores diesel y gasolina usando combustibles sintéticos.

    El EcoRacer

    Económico y veloz: 3,4 litros a los 100 km, 6,3 segundos, 230 km/h

    Lanzamiento mundial del prototipo deportivo de fibra de carbono en el Salón del Automóvil de Tokio

    El motor TDI desarrolla 136 CV y más de 250 Nm con una cilindrada de 1,5 litros

    Volkswagen presenta en esta edición del Salón del Automóvil de Tokio un prototipo que puede hacer historia como el coche deportivo más económico de su tiempo. Sus características básicas son: consumo medio de 3,4 litros a los 100 km., velocidad máxima de 230 km/h. Su nombre: EcoRacer. Eco, por sus bajos niveles de consumo y emisión; Racer, porque el potencial dinámico de este deportivo con motor montado en el centro es un pura sangre fascinante.

    UNA FASCINANTE COMBINACIÓN DE CUALIDADES

    Un deportivo que alcanza 230 km/h y acelera de 0 a 100 en 6,3 segundos con un consumo de sólo 3,4 litros a los 100 km.: el coche de ensueño definitivo para muchos conductores

    Gracias a su carrocería con fibra de carbono (CFP), el EcoRacer sólo pesa 850 kg. y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6,3 segundos a través de la transmisión DSG. Propulsado por un diesel de nuevo desarrollo de 136 CV turbo, ofrece una síntesis revolucionaria de economía y prestaciones. Si se trata de conducir pensando en la economía de consumo, el coche puede viajar más de 1.000 kilómetros con un solo depósito (30 litros).

    La relación entre prestaciones y consumo hace pensar en un diseño totalmente dependiente de las leyes de la aerodinámica. Nada más lejos de la verdad. El prototipo de Volkswagen que se muestra en Tokio resulta absolutamente vanguardista. Su diseño de la carrocería, con una nueva forma de frontal deportivo, sistemas LED, dimensiones rectas y líneas poderosas, es la prueba de que también los coches de consumos reducidos pueden llamar la atención cuando aparecen.

    Este prototipo es cualquier cosa menos una maqueta de exposición. Se puede conducir sin limitaciones y está pensado para funcionar como un modelo de pruebas tecnológicas. El EcoRacer juega bien en todas las posiciones: nada más abrir una puerta, el ala del techo asciende, proporcionando un acceso óptimo. Toda la barra T del techo es extraíble. Incluso el portón trasero es extraíble. Y, por último e igual de importante, el marco del parabrisas se puede cambiar por un módulo con parabrisas más corto y deportivo. Esto convierte al EcoRacer, primero en un coupé, luego en un roadster y por fin, en un speedster.

    MÍNIMO CONSUMO, MÁXIMO DISFRUTE

    El EcoRacer está propulsado por un motor experimental que será el motor del futuro

    El EcoRacer es la representación visual del coche deportivo ideal que necesita poco combustible y ofrece al tiempo una gran agilidad. Un deportivo que acelera de 0 a 100 km/h en un abrir y cerrar de ojos. Un deportivo con un dinamismo apto para girar en el circuito largo de Nürburgring. Con una maniobrabilidad extremadamente ágil. Un deportivo que consume bastante menos que 4 litros a los 100 kilómetros. Un sueño – y por tanto objeto de estudio para Volkswagen Group Research, cuyo equipo de expertos recopilan todas las tecnologías del futuro que, poco a poco, pueden aplicarse para reducir el consumo de energía e incrementar el placer de conducir.

    El futuro ya ha llegado y Volkswagen ya está haciéndolo realidad, aportando los mayores beneficios al automovilista. Por ejemplo con el nuevo doble compresor del Golf GT. A partir de una cilindrada de sólo 1,4 litros, el motor desarrolla 170 CV gracias al compresor (con un empuje adicional a bajas revoluciones) más turbocompresor (empuje adicional a altas revoluciones) e inyección directa de gasolina. El motor de doble compresión confiere al Golf GT una velocidad de 220 km/h, con un consumo medio de sólo 7,2 litros a los 100 kilómetros. Con el EcoRacer, los ingenieros de Volkswagen Group Research han añadido una nueva dimensión a la filosofía de «mínimo consumo para el máximo disfrute».

    DISEÑO DE LA CARROCERÍA

    EcoRacer con CFP multicasco en lugar de monocasco

    Carrocería extremadamente ligera y variable

    Una de las grandes virtudes del EcoRacer es el desarrollo de su carrocería de fibra de carbono (CFP = plástico reforzado con fibra de carbono) al mismo tiempo ligera y rígida. Estructuralmente se trata de un multicasco CFP (la estructura de seguridad alberga espacio para dos personas) con barra antivuelco fija, elementos de choque en CFP y superficie en CFP. Los principales componentes del multicasco son un cárter para el chasis, dos miembros laterales y el salpicadero.

    Los elementos de choque en el frontal son el amortiguador de choques CFP y un elemento amortiguador de aluminio. Otro módulo CFP transporta el motor y el eje trasero. Al estar el motor montado delante del eje trasero, hay maleteros delante y detrás. El suelo con difusor de aire integrado, el portón del maletero, las puertas y los elementos del techo están también fabricados con CFP.

    Los cierres de las puertas del EcoRacer se abren electromecánicamente, como parte del sistema sin llave «Keyless-Entry-and-Go». Esto no sólo libera el portón, sino que también eleva el alerón del techo sobre un amortiguador de gas para optimizar la entrada y la salida. Estas secciones del techo y la llamada barra T, la red longitudinal que se extiende entre ellas, se puede extraer por completo y guardar detrás de los asientos.

    Lo que es más: En cuestión de minutos, toda la estructura del techo incluidas las ventanas se puede extraer o convertir. Esto también se puede realizar en distintas fases. El portón trasero (parte posterior del coupé) se extrae. Sin el portón y el techo, el coupé se revela como un roadster.

    En la fase final, el roadster se puede transformar en un speedster. Para ello se libera simplemente una cerradura especial en la zona del pilar A para permitir que se puedan extraer el parabrisas con marco y la cubierta superior del salpicadero. En lugar de este módulo se inserta un parabrisas minimalista con su propia cubierta de la cabina. El resultado es un speedster en su más puro estilo.

    Incluso en esta versión, el EcoRacer se puede conducir sin casco. Primero, la barra antivuelco se ha diseñado para proteger la cabeza incluso sin el marco del parabrisas si el coche vuelca. Y en segundo lugar, el diseño aerodinámico guía la línea superior por encima de las cabezas del conductor y el pasajero.

    DIMENSIONES Y ESTILO

    Proporciones muy ajustadas; la nueva parrilla frontal demuestra variaciones sobre el estilo de los deportivos del futuro

    La carrocería del EcoRacer tiene 3,77 metros de longitud, 1,74 metros de ancho y sólo 1,21 metros de alto. La distancia entre las especialmente desarrolladas llantas de 17 pulgadas es de 2,48 metros. Las superficies que sobresalen delante y detrás de los ejes son extremadamente cortas. Estas dimensiones se complementan con unas dimensiones de los ejes comparativamente anchas: 1,54 metros el delantero y 1,51 metros el trasero. Por ello, las ajustadas proporciones del EcoRacer se caracterizan por un excitante intercambio de dimensiones.

    En lo que se refiere al diseño del frontal, el perfil de la parrilla del radiador y el doble juego de las luces encima es particularmente atractivo. Denota un frontal más propio de los modelos deportivos del futuro. En los laterales, en la zona de las columnas B, sobresalen las típicas tomas de aire de un deportivo con motor central. Una sensación de poder emana de los contornos musculosos de los alerones y de las llantas de aluminio de 17″ que llenan los huecos de las ruedas.

    LEDS DE DÍA Y DE NOCHE

    Nuevas luces extremadamente compactas de LED que garantizarán de cara al futuro mayor seguridad incluso de día

    Técnicamente, las luces delanteras y traseras tipo LED merecen una atención particular. Los módulos de los faros delanteros han sido construidos con una profundidad de solo 55 milímetros, consiguiendo, en consecuencia, que el frontal esté completamente reorganizado. En los vehículos con un escaso frontal suspendido, por el contrario, los faros delanteros son instalados significativamente mas altos que los ejes. Como resultado de la estrechez de las luces delanteras tipo LED, una posición mucho más baja de las luces es ahora posible, incluso en un coche deportivo como el EcoRacer.

    Entrando en detalles: en el prototipo, Volkswagen utiliza dos faros en forma de tubo cromado en cada luz frontal. El tubo superior es para las luces de cruce y largas. Adicionalmente a los LED para estas funciones principales, la luz frontal tiene un anillo exterior que incorporada 50 LEDs. Este anillo, cuando reduce su intensidad, hace el juego de las luces de posición y -con la máxima intensidad- de las luces de conducción diurna que se exige llevar ya en muchos países. Simultáneamente, las luces de cruce, reducidas al 10 por ciento, se encienden. El efecto de señalización es excelente.

    El tubo más bajo de cada faro contiene los LED de las luces de niebla y para iluminación en curvas. De nuevo, nada es como se espera. Tomemos por ejemplo las luces para iluminación en curvas: está generada por un LED que tiene un ángulo de tres grados hacia el exterior. En consecuencia, al no existir una luz giratoria, la profundidad que se requiere para su instalación se reduce también.

    La construcción de las lámparas traseras de LED es igualmente innovadora. Aquí Volkswagen ha utilizado LEDs tipo RGB extremadamente brillantes; estos pueden ser activados en diferentes colores y están localizados como unidades en las tres circunferencias de cada luz trasera. Cada uno de los tres niveles puede ser utilizado indistintamente o de modo adicional para las diferentes funciones de iluminación (iluminación trasera, iluminación de frenada y destellos). El área entre los bordes de los LED está revestida con una fina película electroluminiscente, redondeando estilísticamente la imagen nocturna de las luces traseras a la perfección.

    TREN DE RODAJE

    Nuevo desarrollo en el eje delantero de doble brazo: configuración básica del eje trasero con cuatro anclajes como en el Golf

    Dinamismo e innovación son los términos que también definen al tren de rodaje del prototipo. Por un lado es muy ligero, por otro ofrece un potencial bastante elevado para una extrema agilidad. El eje delantero de doble brazo es de diseño totalmente nuevo. Los brazos están fabricados en aluminio, al igual que los rodamientos de los pivotes. Un estabilizador tubular especial, amortiguadores y muelles deportivos completan un diseño «caliente» para el máximo disfrute en la conducción.

    El eje trasero de cuatro brazos se basa en el derivado utilizado en el Golf. Su uso en un deportivo con motor en posición central subraya el potencial de un eje en perfecta armonía con la tracción delantera, trasera o total. En el EcoRacer, con una distribución de pesos delante y detrás de 40:60, se ha adaptado especialmente al concepto de motor en el centro, ahorrando unos pocos kilos. Por ejemplo, los brazos son de aluminio. Las barras laterales de acoplamiento permiten infinitos ajustes. Y dado que una palanca de freno de mano se interpone en el camino de un deportivo de pura raza, los ingenieros de desarrollo fueron hasta el final e integraron el freno de estacionamiento eléctrico del Passat. Los muelles y amortiguadores deportivos optimizan la capacidad de rodar en el circuito norte de Nürburgring en el eje trasero también. Los árboles de transmisión proceden del Golf GTI.

    La configuración central del motor, la carrocería CFP y el tren de rodaje muy ligero han hecho posible lograr una distribución de peso de 40:60 (delante/ detrás), ideal para un deportivo de esta clase. Peso y potencia toman contacto con la carretera mediante unos neumáticos de 175/55 R 17 delante y 225/45 R 17 detrás.

    Parte de la fascinación que ejerce un deportivo es sin duda la aceleración físicamente notable, pero también es la frenada no menos intensa. Delante, esta tarea la desempeñan de modo impresionante los frenos de disco ventilados de 288 mm de diámetro. En el eje trasero, los discos de 286 mm hacen su aportación al decelerar el EcoRacer en todas las curvas y obstáculos que la situación requiera. El cilindro principal del servofreno de 10″ es una aportación de Golf and Co. El ESP deriva del nuevo Passat, con un software adaptado a la tracción trasera (Passat: tracción delantera e integral). Y hablando de sinergias: la disposición de los pedales del EcoRacer, con el del acelerador levantado y el del freno suspendido, ya ha convencido a los conductores del actual Golf GTI.

    MOTOR 1.5 TDI

    Estreno mundial de una nueva generación turbodiesel

    Concepto reductor similar al Twin Charger del Golf GT

    Tan exclusivo como el diseño y la carrocería es el motor TDI del EcoRacer. Es el vivo reflejo del futuro del motor diesel: limpio, potente y muy versátil. El 1.5 TDI continúa aún en pruebas. Al igual que el nuevo doble compresor TSI entre los motores de inyección directa de gasolina, el motor turbodiesel de inyección directa se caracteriza por una agilidad superior con un consumo muy reducido. Los ingenieros de Volkswagen se refieren a él como un concepto reductor de alta compresión.

    El motor de cuatro cilindros desarrolla 136 CV a 4.000 rpm. Entre 1.900 y 3.750 rpm, la unidad de cuatro válvulas de 1.484 cc desarrolla un par de más de 250 Nm. La relación de compresión es de 17,2:1. La unidad es a la vez ligera y compacta, y – no sólo en el caso del EcoRacer- es conforme a la normativa de emisiones EU-5. La transmisión del turbodiesel es DSG.

    El 1.5 TDI, introducido en el EcoRacer, tiene potencial para desarrollar el proceso CCS (Sistema Combinado de Combustión), el proceso de combustión del futuro próximo, que combina las ventajas de los motores diesel y gasolina usando combustibles sintéticos.

    INTERIOR / CABINA / CONCEPTO OPERATIVO

    Nueva pantalla multifunción que podría montarse en los modelos de serie

    Con toda su economía, el EcoRacer no pone reparos cuando se trata de conducir de forma emocionante. Esto también se refleja en el interior del biplaza. Todo está adaptado al conductor. Dispone de un asiento envolvente y bajo con revestimiento de cuero y todo está donde debe. La pantalla multifunción, con instrumentos centrales y funciones «infotainment» integradas, está completamente visible en cualquier posición del volante sea cual sea la talla del conductor. El secreto está en que la pantalla multifunción está integrada en la columna de dirección y se mueve con el volante. El propio volante es de nuevo diseño con airbag y mide 340 mm de diámetro.

    La cabina ofrece una enorme variedad de funciones. Al mismo tiempo, toda la serie de elementos operativos se concentra en lo esencial. No hay un solo botón superfluo. Gracias al nuevo display central, sólo se visualizan las funciones que son realmente importantes.

    La esfera central permite al conductor consultar un gran número de funciones distintas del display. El ajuste básico predominante es el velocímetro o el cuentarrevoluciones. Aunque son digitales, estas funciones tienen un aspecto analógico. Si con el DSG se cambia manualmente, la pantalla puede, si se desea, indicar cuándo se recomienda un cambio de marchas mediante un anillo exterior rojo.

    Asimismo, el display TFT se puede cambiar de «Normal Mode» (modo normal) a «Racing Mode» (modo deportivo) mediante un botón en la palanca de cambios. En el modo deportivo, las características de la dirección electromecánica asistida (EPS) varían hacia una dirección más recta. La electrónica hace que esto sea posible. La dirección está tomada del Golf. En general, la dirección del EcoRacer tiene un diseño muy deportivo, teniendo en cuenta el peso ligero del eje delantero. Los ingenieros del tren de rodaje han adaptado también las barras de acoplamiento transversal a la geometría del eje delantero. En el «Racing Mode», las características del motor y la caja de cambios se han modificado paralelamente para un ajuste aun más deportivo.

    Otra cualidad destacable es el «Fingerprint», el sistema de autorización con el que el EcoRacer se puede adaptar a distintos conductores. Si, por ejemplo, su hijo o hija de 18 años con poca experiencia quiere conducir el EcoRacer, es posible activar un modo en el que el deportivo no desarrolla su plena potencia, la velocidad máxima se reduce y el ESP está siempre activo.

    Los distintos modos del display (se puede elegir entre color o monocromo) son controlados por un sistema MMI (Multi Media Interface). El MMI con su cursor y cuatro campos funcionales (Coche, Navegación, Teléfono y Audio) está situado en el tunel central con efecto aluminio delante de la palanca de cambios DSG, que también es de nuevo diseño. En este punto hay un compartimento integrado provisto de un interfaz para un Apple iPod (display con el nombre y control del menú a través de la pantalla central).

    El EcoRacer 1.5 TDI se arranca y detiene mediante un botón en el tablero de mandos (parte del sistema ‘Keyless-Entry-and-Go’). También son de aluminio los mandos del aire acondicionado, los tiradores interiores de las puertas, los botones de los elevalunas eléctricos y los inyectores del ventilador. La zona superior del salpicadero es de color carrocería. El retrovisor también está montado sobre la superficie pintada, que forma parte del módulo del parabrisas y se puede plegar en una sola pieza.

  • Vídeos

    Presentación de SEDRIC durante el Volkswagen Group Night de Ginebra

    Discurso de Dr. Herbert Diess, presidente del Comité Ejecutivo de Volkswagen, durante el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra

    Sedric – Concept car – Long version

    Mostrando 3 de 18 vídeos

    Ver más

    Notas de prensa relacionadas

    El décimo GTI de los aprendices está listo para su debut en Wörthersee
    24/05/17

    El décimo GTI de los aprendices está listo para su debut en Wörthersee

    Estreno de la app: un prototipo de Sitech y Desarrollo Electrónico de Volkswagen Components, permite configurar el asiento del conductor de forma intuitivaEstreno de aniversario: miércoles 24 de mayo en AustriaPlanta de Volkswagen de Wolfsburg,

    VOLKSWAGEN PRESENTA UN VEHÍCULO ELÉCTRICO PARA UNA NUEVA ERA EN EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE PARÍS 2016
    16/09/16

    VOLKSWAGEN PRESENTA UN VEHÍCULO ELÉCTRICO PARA UNA NUEVA ERA EN EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE PARÍS 2016

    "Think New." " Icónico prototipo de diseño con potencial para hacer historiaLa presencia de Volkswagen en el Salón del Automóvil de París de este año (del 1 al 16 de octubre) se resume en "Think

    VOLKSWAGEN ESTRENA MUNDIALMENTE EL T-CROSS BREEZE Y EL NUEVO UP! EN EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA 2016
    01/03/16

    VOLKSWAGEN ESTRENA MUNDIALMENTE EL T-CROSS BREEZE Y EL NUEVO UP! EN EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA 2016

    Dr. Herbert Diess, presidente del Comité Ejecutivo: "2016 es un año de nuevos comienzos para Volkswagen"El fascinante prototipo SUV descapotable revitaliza la categoría de los vehículos compactos El nuevo up! se prepara para emocionar con