FORD Y VOLKSWAGEN AMPLÍAN SU COLABORACIÓN GLOBAL PARA PROMOVER LA CONDUCCIÓN AUTÓNOMA, LA ELECTRIFICACIÓN Y DAR UN MEJOR SERVICIO A LOS CLIENTES
FORD Y VOLKSWAGEN AMPLIAN SU COLABORACION GLOBAL PARA PROMOVER LA CONDUCCION AUTONOMA, LA ELECTRIFICACION Y DAR UN MEJOR SERVICIO A LOS CLIENTES

Volkswagen se unirá a Ford como inversor en Argo AI, la compañía de vehículo autónomo, con un valor de más de 7.000 millones de dólares. La alianza permite a ambos fabricantes inte-grar de forma independiente el sistema de conducción autónoma de Argo AI en sus propios vehículos, logrando así un considerable alcance global

Ford usará la arquitectura de vehículo eléctrico y la Plataforma Modular de Propulsión Eléc-trica (MEB) de Volkswagen para diseñar y fabricar, al menos, un vehículo eléctrico de alto vo-lumen en Europa para clientes europeos a partir de 2023, cumpliendo así más eficientemen-te con su promesa de ofrecer turismos con carácter, a la vez que se beneficia de escalas con Volkswagen

Ford y VW se preparan para desarrollar furgonetas comerciales y pickups de tamaño medio para cada marca en determinados mercados globales a partir de 2022; se compartirán los costes de desarrollo para generar importantes sinergias

Se prevé que la alianza global Volkswagen-Ford – que no implica intercambio accionarial entre las compañías – genere eficiencias anuales para ambas empresas

Ford Motor Company y Volkswagen AG han anunciado hoy que amplían su alianza global para incluir vehículos eléctricos y que colaborarán con Argo AI para introducir tecnología de vehículo autónomo en EE. UU. y Europa, posicionando a ambas compañías para dar un mejor servicio a sus clientes, a la vez que mejoran su competitividad y sus ahorros de costes y capital.

El consejero delegado de Volkswagen, el Dr. Herbert Diess, el presidente y consejero delegado de Ford, Jim Hackett, así como el consejero delegado de Argo AI, Bryan Salesky, han anunciado hoy que Volkswagen se unirá a Ford como inversor en Argo AI, la compañía de tecnología de conducción autónoma.

Trabajando junto con Ford y Volkswagen, el sistema de conducción autónoma (SDS) de Argo AI es el primero en disponer de planes de despliegue comercial en Europa y EE. UU. Además, al ser capaz de aprovechar el alcance global de ambos fabricantes, la plataforma de Argo AI dispone de un mayor potencial de despliegue geográfico que ninguna otra tecnología de conducción autónoma hasta la fecha. Volkswagen y Ford integrarán por separado el SDS de Argo AI en vehículos fabricados expresamente para apoyar las iniciativas concretas de movilidad de mercancías y personas de ambas compañías.

El objetivo de Argo AI sigue siendo desarrollar un SDS de Nivel 4 SAE, para su aplicación en servicios de coche compartido y entrega de mercancías en áreas urbanas de gran densidad.

Ford y Volkswagen tendrán una participación igualitaria en Argo AI y, juntos, Volkswagen y Ford dispondrán de una participación mayoritaria. El resto se usará como reserva de incentivos para empleados de Argo AI. La transacción completa está sujeta a las aprobaciones del regulador y a las condiciones de cierre.

"Mientras que Ford y Volkswagen seguirán siendo independientes y ferozmente competitivas en el mercado, formar equipo y trabajar con Argo AI en esta importante tecnología nos permitirá ofrecer unas capacidades, una escala y un alcance geográfico inigualables", dijo Hackett. "Explotar sinergias a lo largo y ancho de una gran variedad de áreas nos permite poner en evidencia la potencia de nuestra alianza global en esta era de vehículos inteligentes para un mundo inteligente".

Los líderes de las compañías también han anunciado que Ford se convertirá en el primer fabricante adicional que usará la arquitectura especializada de vehículo eléctrico y la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) de Volkswagen, con el objetivo de ofrecer un vehículo sin emisiones y de alto volumen en Europa a partir de 2023.

Ford espera entregar más de 600.000 vehículos europeos usando la arquitectura MEB durante seis años, mientras que un segundo modelo Ford completamente nuevo para clientes europeos está siendo estudiado. Esto apoya la estrategia europea de Ford, que implica seguir apostando por sus puntos fuertes, incluyendo vehículos comerciales, crossovers atractivos y vehículos icónicos importados, como el Mustang o el Explorer.

Volkswagen empezó a desarrollar su plataforma MEB en 2016, invirtiendo cerca de 7.000 millones de dólares en dicha plataforma. El fabricante tiene previsto usar la plataforma para fabricar cerca de 15 millones de coches, solo para el Grupo Volkswagen, a lo largo de la próxima década.

Para Ford, usar la arquitectura MEB de Volkswagen forma parte de su inversión de más de 11.500 millones de euros en vehículos eléctricos a nivel mundial, y apoya el compromiso de Ford de ofrecer a sus clientes europeos una amplia gama de vehículos eléctricos, a la vez que le permite cumplir con sus compromisos de sostenibilidad.

"De cara al futuro, un mayor número de clientes y el medioambiente se beneficiarán de la plataforma de vehículo eléctrico de Volkswagen, puntera en el sector. Nuestra alianza global está empezando a demostrar ser aún más prometedora, y seguimos buscando otras áreas en las que podríamos colaborar", dijo Diess. "Escalar nuestra plataforma MEB nos permite rebajar los costes de desarrollo de vehículos sin emisiones, lo que permitirá una adopción más amplia y rápida del vehículo eléctrico. Esto mejora el posicionamiento de ambas compañías mediante una mayor eficiencia del capital, un mayor crecimiento y una competitividad mejorada".

La alianza, que cubre colaboraciones más allá de las inversiones conjuntas de Volkswagen y Ford en Argo AI, no implica participaciones cruzadas entre las dos compañías y es independiente de la inversión en Argo AI. La alianza es gobernada por un comité conjunto, dirigido por Hackett y Diess, que incluye altos directivos de ambas compañías.

Las compañías se preparan para entregar pickups de tamaño medio para clientes globales, con la intención en empezar en 2022, tras lo que vendrán vehículos comerciales.

Accionistas igualitarios en Argo AI

Volkswagen invertirá 2.600 millones de dólares en Argo AI, contribuyendo con 1.000 millones de financiación y aportando su compañía Autonomous Intelligent Driving (AID), valorada en 1.600 millones de dólares, que incluye a más de 200 empleados, la mayoría de los cuales han estado desarrollando tecnología de conducción autónoma para el Grupo Volkswagen.

Como parte de la transacción, Volkswagen también comprará participaciones de Argo AI de Ford por valor de 500 millones de dólares durante tres años. Ford invertirá los 600 millones de dólares restantes de los 1.000 millones inicialmente comprometidos en Argo AI.

La transacción completa supone para Argo AI una valoración de más de 7.000 millones de dólares. Ambos fabricantes ven un potencial significativo, incluyendo un crecimiento rentable a través de la explotación de nuevas áreas de negocio relacionadas con la tecnología autónoma.

Argo AI tiene previsto trabajar estrechamente con Ford y Volkswagen para desarrollar la tecnología de vehículo autónomo, que los fabricantes necesitan para poder entregar vehículos autónomos plenamente integrados que puedan fabricarse a gran escala para su despliegue seguro, fiable y sostenible en servicios de coche compartido y entrega de mercancías.

"Argo AI tiene la suerte de tener un equipo de categoría mundial debido a nuestra clara misión y al compromiso de despliegue por parte de nuestro socios y, junto con los empleados de AID, dispondremos de una plantilla global susceptible de atraer a un mayor número del mejor talento del mundo", dijo Salesky, cofundador de Argo AI. "Además, gracias a Ford y Volkswagen, la tecnología de Argo AI podría, algún día, llegar a casi todos los mercados de América del Norte y Europa, implementada en múltiples marcas y en una multitud de arquitecturas de vehículo".

Con sede en Múnich, Alemania, AID se convertirá en la nueva sede europea de Argo AI, que será dirigida por el actual consejero delegado de AID, Karlheinz Wurm. Con la suma de los empleados de AID, Argo AI crecerá de 500 a 700 empleados a nivel mundial.

Además de su sede mundial en Pittsburgh, Pensilvania, la nueva sede es el primer centro de ingeniería de Argo AI en Europa, y el quinto a nivel mundial, además de Dearborn, Michigan; Cranbury, Nueva Jersey; y Palo Alto, California. En colaboración con Ford, Argo AI también está poniendo a prueba su tecnología en Miami y Washington D.C., donde juntos tienen previsto desplegar servicios comerciales.

Ford usará la Arquitectura de Vehículo Eléctrico MEB de Volkswagen en 600.000 vehículos

Ford tiene planes para diseñar un modelo de coche eléctrico totalmente nuevo basado en la plataforma MEB, que llegará en 2023, en Colonia, Alemania. Volkswagen proporcionará piezas y componentes de la plataforma MEB como parte de la colaboración.

Ambas compañías también seguirán explorando nuevas áreas en las que podrían trabajar juntas en materia de vehículo eléctrico, una prioridad estratégica clave para los dos fabricantes, que quieren acelerar la transición hacia una movilidad sostenible y asequible.

El acuerdo con Ford es una piedra angular de la estrategia eléctrica de Volkswagen, respaldando el crecimiento de la industria de la movilidad eléctrica y facilitando los esfuerzos globales para poder cumplir con el Acuerdo de París 2050.

En marcha una furgoneta comercial y la colaboración para una pickup

Ford y Volkswagen siguen adelante con sus planes, ya anunciados, de reforzar sus respectivas fortalezas en furgonetas y pickups de tamaño medio en mercados globales clave. El trabajo en estas gamas de vehículo creará eficiencias significativas en cada compañía.

Ford diseñará y fabricará la previamente anunciada pickup de tamaño medio para ambas compañías para clientes en Europa, África, Oriente Medio, Asia Pacífico y Sudamérica, y está previsto que estos vehículos lleguen a los mercados clave a partir de 2022.

Para ambas compañías, Ford tiene la intención de diseñar y fabricar furgonetas comerciales de mayor tamaño para clientes europeos a partir de 2022, y Volkswagen tiene la intención de desarrollar y fabricar una furgoneta urbana para su venta en Europa y en determinados mercados globales.

Volkswagen y Ford tienen negocios de furgonetas comerciales y pickups fuertemente complementarios en todo el mundo, con modelos populares como las gamas Ford Transit y Ranger, así como el Volkswagen Transporter, Caddy y Amarok.

Como las dos compañías esperan que la demanda de pickups de tamaño medio y furgonetas comerciales crezca a nivel mundial en los próximos cinco años, colaborar en estos segmentos clave permitirá que mejores tecnologías y una mayor innovación lleguen a sus clientes respectivos más rápidamente, con un mejor empleo de las capacidades de las plantas.

Para notas de prensa, materiales relacionados y fotografías de alta resolución, visite:

www.media.ford.com and https://www.volkswagen-newsroom.com/

Declaraciones a futuro

Las declaraciones aquí incluidas constituyen "declaraciones a futuro" según la definición de la Private Securities Litigation Reform Act de 1995. Las declaraciones a futuro se basan en expectativas actuales para eventos futuros. Los resultados reales podrían variar materialmente de los anunciados debido a riesgos, incertidumbres y otros factores, incluyendo aquellos relacionados con la aceptación del mercado de productos nuevos o existentes y servicios de movilidad; los defectos que conlleven retrasos en el lanzamiento de nuevos modelos, retiradas de campañas o incrementos de garantía; las modificaciones de los planes del producto para cumplir con las normativas de seguridad, emisiones, ahorro de carburante y otras; y riesgos de ciberseguridad. Las declaraciones a futuro solo son válidas en relación a la fecha de su emisión. Para más información, vea el Item 1A en el informe del Modelo 10-K 2018 de Ford.

Eventos
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
29 30 31 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 1


Suscripción a novedades
Para recibir nuestras novedades por correo electrónico suscríbete.