VOLKSWAGEN INVERTIRÁ 22.800 MILLONES DE EUROS EN LA FUTURA VIABILIDAD DE SUS PLANTAS ALREDEDOR DEL MUNDO
VOLKSWAGEN INVERTIRA 22.800 MILLONES DE EUROS EN LA FUTURA VIABILIDAD DE SUS PLANTAS ALREDEDOR DEL MUNDO

Se invertirán cerca de 14.000 millones en las plantas de Alemania

El foco principal para los próximos cinco años es la movilidad eléctrica y la modularización

Diess: “Las inversiones impulsarán de forma significativa la mayor ofensiva de producto y tecnología de la marca”

La marca Volkswagen va a implementar su estrategia Transform 2025+ de forma consistente. El foco principal se sitúa en el continuo desarrollo de la producción modular, la continuación de la ofensiva de modelos y la mayor orientación hacia la movilidad eléctrica. Con este propósito, la marca principal del Grupo Volkswagen invertirá alrededor de 22.800 millones de euros en todo el mundo entre 2018 y 2022.

El Dr. Herbert Diess, consejero delegado de la marca Volkswagen, enfatiza: "El paquete de inversiones que se ha adoptado dará un impulso decisivo a la mayor ofensiva de producto y tecnología de la historia de la marca. Nuestro objetivo es posicionar a Volkswagen como líder en sostenibilidad en los segmentos de más volumen y liderar también la movilidad eléctrica".

El foco principal se situará en Alemania, que recibirá inversiones por un total de 14.000 millones de euros. Una de las medidas clave será la transformación de la planta de Zwickau en una instalación dedicada completamente a la movilidad eléctrica, con un volumen de inversión de alrededor de 1.000 millones de euros. En la primera fase, Volkswagen concentrará aquí la producción en serie de sus futuros vehículos eléctricos basados en la nueva plataforma modular eléctrica (MEB). En 2020, se lanzará al mercado el Volkswagen I.D., el primer modelo de la nueva generación de vehículos eléctricos.

Con la Plataforma MEB, Volkswagen cuenta con una tecnología totalmente orientada hacia la movilidad de cero emisiones del futuro. La Plataforma MEB también permitirá a Volkswagen ofrecer vehículos eléctricos con autonomías de entre 400 y 600 kilómetros, capacidad de carga rápida y un gran conjunto de beneficios a un precio comparable al de un vehículo diésel. Además, la Plaraforma MEB será una herramienta clave para satisfacer los exigentes objetivos de flotas, primero en Europa y China y luego en Estados Unidos. En definitiva, la nueva plataforma modular eléctrica permitirá a Volkswagen ofrecer vehículos desde el segmento A compacto hasta el segmento B de siete plazas. En términos técnicos, la nueva generación de vehículos eléctricos de Volkswagen incorporará innovaciones que hasta ahora solo están disponibles en el segmento premium.

La nueva generación de vehículos se lanzará de forma casi simultánea en Europa, China y Estados Unidos. En 2020, el volumen de producción para el lanzamiento del Volkswagen I.D. será de unos 100.000 vehículos. La previsión es que en 2025 haya, como mínimo, 1 millón de vehículos eléctricos Volkswagen.

En el futuro, la producción de los Volkswagen Golf y Passat en Zwickau se reubicará en Wolfsburg y Emden. Volkswagen invertirá 2.900 millones de euros en Wolfsburg para aunar la producción de la siguiente generación del Golf en la planta, entre otros productos. En Emden, la inversión total para concentrar la producción de la gama Passat en la planta a partir de finales de 2018 será de 1.100 millones de euros.

Además, las plantas de producción de vehículos de alrededor del mundo, como las de Pamplona (España), Palmela (Portugal) y Bratislava (Eslovaquia) se están preparando para la producción de más vehículos basados en la plataforma modular transversal. Los revolucionarios proyectos de SUV para el mercado están planificados para las plantas de México, Estados Unidos, Sudamérica y Rusia.

En cuanto al futuro de las plantas alemanas de componentes, Volkswagen va a invertir más de 750 millones de euros en Brunswick, cerca de 1.500 millones en Kassel y más de 800 millones en Emden.

Buscador de noticias