VOLKSWAGEN PRESENTA UN SISTEMA QUE MEMORIZA LAS MANIOBRAS DEL CONDUCTOR Y APRENDE A APARCAR

Trained Parking utiliza una cámara para escanear la trayectoria seguida durante el aparcamiento.

Las situaciones de aparcamiento “aprendidas” de esta forma pueden ser ejecutadas casi de forma autónoma por el coche.

Trained Parking utiliza sensores y una cámara que ya se utilizan en los sistemas en funcionamiento en los coches de serie.

La combinación de Trained Parking y la carga por inducción ofrecen una mejora considerable en cuanto a comodidad.

El sistema puede crecer si se combina con los smartphones, y puede llegar a ser controlado desde un smartwatch.

Volkswagen ha presentado en CES Las Vegas una nueva evolución del Park Assist conocida como Trained Parking, que utiliza un proceso donde el coche (el e-Golf en este caso) escanea el recorrido frecuente realizado hacia una plaza de aparcamiento mediante una cámara (sistema de producción de la matriz modular transversal), lo almacena y ejecuta la maniobra posteriormente de forma semiautomática.

Evolución del Park Assist:

Park Assist 1. La primera generación del sistema Park Assist se estrenó en 2007 y ayudaba al conductor a aparcar marcha atrás en plazas situadas en paralelo al sentido de la marcha.

Park Assist 2. La segunda generación presentada en 2010 hizo posible por primera vez el movimiento automático del volante para aparcar en plazas perpendiculares, mientras que en paralelo podían ser de menor espacio (80 cm más que la longitud del coche ya eran suficientes). Además, ayudaba a salir de los estacionamientos en paralelo.

Park Assist 3. La tercera generación del Park Assist presentada en Europa en 2014 ofreció la innovadora opción de estacionar de forma semiautomática en plazas perpendiculares de frente. Por su alta funcionalidad, el Park Assist 3 puede ayudar al conductor de forma óptima, especialmente en situaciones de tráfico complicadas, ya que acelera y simplifica la maniobra de aparcamiento.

Funcionamiento: Tras ser activado presionando el botón Park Assist, el conductor solo necesita controlar el acelerador, los frenos y el cambio de marchas mientras el sistema guía el coche de forma automática hasta la plaza de estacionamiento. El sistema reconoce de forma autónoma el tipo de aparcamiento e inicia la maniobra principal, mientras el conductor recibe las instrucciones a través de la pantalla multifunción y puede utilizar el botón de activación para seleccionar manualmente el espacio en el que desea aparcar de entre los encontrados de forma automática.

Trained Parking. En 2015, Volkswagen presenta un vehículo que ejecuta de forma semiautomática los procesos de aparcamiento frecuentes, incluyendo la aproximación. La futura generación del Park Assist sigue desarrollándose, pero está claro que se trata de una tremenda innovación y funciona así: el conductor estaciona en su plaza de aparcamiento o en el garaje, y ejecuta una maniobra en concreto; el sistema la grava y la "aprende", y cuando el coche está en las inmediaciones de dicha "plaza de aparcamiento entrenado", ofrece su asistencia al conductor. En este caso, el coche utiliza sensores de la matriz modular transversal que ya están instalados en los coches actuales.

En otro paso evolutivo del sistema, será posible combinar esta función con otra característica desarrollada al mismo tiempo: el estacionamiento por control remoto. En este caso, el conductor puede salir del coche cuando está en la trayectoria hacia la "plaza de estacionamiento entrenada" y aparcar el coche a través de un control remoto o de su smartphone. Además, también se podrá hacer la maniobra de salida de estacionamientos previamente registrados.

Carga automática por inducción. El estacionamiento automático también hará más fácil la carga por inducción. El coche se coloca mediante la ayuda de una cámara frontal que utiliza marcas especiales alrededor de la placa de carga, o basándose en la guía electrónica emitida por la placa de carga; en ambos casos, la precisión que se alcanza es muy alta (menos de 5 cm en paralelo y menos de 10 cm en perpendicular). Como alternativa, el conductor puede utilizar una app en su smartphone, en cuyo caso el coche se controla básicamente de forma remota, ya que lo único que tiene que hacer el conductor durante el proceso de posicionamiento es pulsar la tecla de función. Tan pronto como el e-Golf está situado sobre la placa de carga, el sistema inicia automáticamente la comunicación entre el coche y el sistema, y empieza el proceso de transferencia de energía.

 

Más información

Dirección de Comunicación y Relaciones Externas

Volkswagen-Audi España

Tel: +34 91 348 86 34

Directora de Comunicación. Eva Vicente, e-mail: eva.vicente@vw-audi.es

Responsable de Consumer Media en Volkswagen. Gustavo Higes

e-mail: gustavo.higes@vw-audi.es Tlf: + 34 91 348 86 46

Buscador de noticias